La Justicia hongkonesa aplazó hoy por quinta ocasión la vista sobre la petición de liquidación que un acreedor extranjero presentó en junio de 2022 contra el endeudado gigante inmobiliario chino Evergrande, aunque podría tratarse de la última ocasión en la que se pospone la decisión.

La juez Linda Chan concedió a Evergrande cinco semanas más -hasta el 4 de diciembre- para tener listo un acuerdo de reestructuración que por el momento se le resiste, y advirtió de que, en caso de que el conglomerado no concrete el citado plan, es “altamente probable” que ordene una liquidación de la compañía.

Según el diario local South China Morning Post, Chan aseguró que este último aplazamiento servirá para que Evergrande ofrezca una opción más satisfactoria para los acreedores que lo que recuperarían en caso de liquidación, y apuntó que la compañía ha perdido demasiado tiempo en sus negociaciones a lo largo de los últimos 17 meses.

En junio del año pasado, Top Shine Global Limited -compañía registrada en Samoa propiedad del inversor local Lin Ho Man- presentó esta petición de liquidación al alegar que Evergrande había incumplido su compromiso de recomprar acciones por el equivalente a unos 110 millones de dólares de una de sus filiales.

Te puede interesar: BYD registra utilidad trimestral récord de 1,420 mdd en tercer trimestre

Evergrande logra el que podría ser el último aplazamiento en vista de su liquidación

Evergrande, que acumula un pasivo de casi 330,000 millones de dólares, entró en impago hace dos años tras sufrir una crisis de liquidez por las restricciones impuestas por Pekín a la financiación de promotoras con un alto nivel de apalancamiento, tras lo que fue intervenida por las autoridades chinas.

Desde entonces, la otrora mayor promotora inmobiliaria de China ha estado tratando de deshacerse de activos consiguiendo la mayor cantidad de dinero posible mientras prepara un plan para reestructurar su deuda.

En lo respectivo a la deuda extraterritorial (‘offshore’), de la que Evergrande acumula casi 20,000 millones de dólares sin pagar, la compañía no ha logrado el apoyo de un importante segmento de acreedores, y ya ha suspendido en varias ocasiones las votaciones sobre su propuesta de reestructuración.

El último de estos aplazamientos se produjo a finales del mes pasado, cuando reconoció que sus ventas estaban evolucionando peor de lo esperado y anunció que no puede emitir nueva deuda a través de su principal subsidiaria en China.

Además, el grupo se ha visto sumido en una nueva crisis después de que su fundador y presidente, Xu Jiayin, fuese puesto bajo una especie de arresto domiciliario por “sospechas de actividades ilegales”.

Con información de EFE.

Poco texto y gran información en nuestro X, antes Twitter, ¡síguenos!  

 

Siguientes artículos

Prime Day-Amazon
Reguladores de Europa otorgan nueva fecha límite para el acuerdo entre Amazon y iRobot
Por

La UE ya había advertido a Amazon de que la operación podría reducir la competencia en el sector de los robots aspirador...