El exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y exvicepresidente del gobierno español, Rodrigo Rato, fue condenado este jueves a cuatro años y seis meses de prisión por usar tarjetas opacas al fisco durante su mandato como presidente de Caja Madrid.

La Audiencia Nacional española también condenó a su antecesor en el cargo, Miguel Blesa, a seis años por los mismos motivos. Ambos fueron sentenciados por un delito continuado de apropiación indebida.

Las penas son similares a las que había solicitado la Fiscalía, en un caso que investiga el uso irregular de tarjetas de crédito por parte de antiguos consejeros y directivos de Caja Madrid y luego de Bankia, un grupo surgido de la fusión con otras cajas de ahorros.

PUBLICIDAD

Según se acreditó en el juicio, Raso y Blesa gastaron, junto a otros 63 directivos de Caja Madrid, cerca de 12 millones de euros (mde) en actividades personales entre 1999 y 2012.

El caso se destapó en 2014 y provocó un gran escándalo en España tras pasar duros años de crisis económica con recortes laborales y sociales, y cuando se acababa de realizar el rescate a la banca con fondos públicos.

Caja Madrid contaba con estas tarjetas para complementar dietas con un límite de dinero, pero cuando Blesa llegó a la presidencia se “propició” que los directivos que disponían de ellas no justificaran el gasto, lo que demuestra, según el tribunal, un “uso particular” contra el patrimonio de la caja.

Entre los usuarios de estas tarjetas estaban representantes de los principales partidos españoles (el conservador PP y los socialistas del PSOE), así como sindicalistas y dirigentes empresariales, que estaban en los órganos de dirección de la caja, una entidad pública.

 

Con información de EFE

 

 

 

 

 

 

Siguientes artículos

Peña Nieto recibe a los secretarios Tillerson y Kelly en Los Pinos
Por

El mandatario mexicano dialogará con los funcionarios estadounidenses sobre los acuerdos alcanzados con Videgaray y Osor...