La junta de gobernadores deberá considerar más que la reciente mejoría del desempeño económico antes de retirar el estímulo, advirtió un funcionario de la junta de gobernadores. 

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

 

NUEVA YORK – La Reserva Federal de Estados Unidos debe tener en mente las mejorías económicas observadas en general desde que lanzó su programa de estímulo al considerar una eventual reducción en sus compras de bonos y no dar excesiva importancia a datos económicos recientes, dijo el viernes un alto funcionario de la Fed.

Resaltando la próxima reunión de política monetaria de septiembre como el posible momento en que el banco central necesitará considerar reducir su programa de alivio cuantitativo, el gobernador de la Fed, Jeremy Stein, destacó varios ejemplos de mejoras en el mercado laboral desde que el programa fue lanzado en septiembre del año pasado.

Una visión a largo plazo es necesaria para que el comité que establece las políticas de la Fed tome una buena decisión y para evitar una excesiva volatilidad en el mercado, dijo Stein en un discurso preparado ante el Consejo de Relaciones Exteriores.

“La mejor estrategia es que el comité tenga claro que al tomar una decisión en, por así decir, septiembre dé una mayor importancia a la serie de noticias que se han acumulado desde el inicio del programa y no sea excesivamente influenciado por cualquier dato divulgado en las semanas previas a la reunión”, dijo.

“Incluso si un dato que se da a conocer en septiembre no ejerce una fuerte influencia en la decisión de hacer un ajuste en la reunión de septiembre, esa información seguirá siendo relevante para las decisiones futuras”, agregó.

La próxima reunión de política monetaria de la Fed se llevará a cabo el 30 y 31 de julio, seguida de un encuentro el 17 y 18 de septiembre.

Desilusionada por una la lenta recuperación económica en Estados Unidos tras una recesión, la Reserva Federal ha mantenido sus tasas de interés cerca de cero desde fines del 2008 y actualmente está comprando 85,000 millones de dólares en bonos del Tesoro y activos respaldados en hipotecas cada mes en su tercera ronda de alivio cuantitativo.

Los esfuerzos buscan elevar el gasto, la inversión, las contrataciones y el crecimiento en general.

 

Siguientes artículos

Los incumplidores saldos de verano en cartelera
Por

Seamos francos, varios de los muy esperados blockbusters de este verano no cumplieron con las expectativas del público. ...