El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó su proyección del Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia a 3.5% para 2019 y a 3.6% para el 2020, luego de que la economía colombiana se mantuviera en una recuperación resistente.

Así lo dio a conocer la institución, tomando en cuenta el fuerte consumo privado en el país y de la recuperación de la inversión empresarial como consecuencia del apoyo que siguen ofreciendo las políticas públicas, luego de que en enero de este año sitúo al país en 3.3%..

“Hay tres cosas por resaltar del país: Primero hay una fuerte recuperación en la inversión, segundo, Colombia tiene unos efectos macro por la migración y el tercero, resaltamos las políticas macro que apoyan todo este proceso, incluyendo el impulso fiscal que hemos visto este año”, aseguró Hamid Faruqee, jefe de misión del FMI para Colombia.

A pesar de lo anterior, el FMI previó que con el crecimiento impulsado por la demanda, los desequilibrios externos se están ampliando, sobre todo con lo relacionado al déficit de cuenta corriente, cifra que cerrará el año en 3.9% del PIB.

Puedes leer: Exportaciones colombianas caen por ventas de petróleo

Igualmente, la entidad aseguró que el país pasa por unos costos fiscales relacionados con la migración que resultan mayores o más persistentes que lo esperado.

Así, si el Gobierno considera flexibilizar la regla fiscal “debería hacerlo de una forma bien definida, en términos de por qué hacerlo, que tan largo puede ser la desviación y por cuánto tiempo, y cómo se volvería al camino original”, manifestó.

De otro lado, Faruqee indicó la ley de financiamiento será positiva para la inversión, sin embargo es posible que produzca disminuciones en los ingresos desde en 2020 y esto pone una presión adicional a los ajustes fiscales en el mediano plazo.

Colombia debería considerar la posibilidad de tomar medidas estructurales con respecto a los ingresos como al gasto, lo cual incluiría un esfuerzo para elevar el recaudo tributario y enfatizar en la necesidad de continuar con la eficiencia del gasto, manifestó el titular de la dependencia.

Esto abriría la puerta a tramitar una nueva reforma tributaria, incluso aumentando la base gravable de personas que pagan impuesto de renta, sobre todo los de ingresos medios.

 

Siguientes artículos

En América Latina y el Caribe sólo 18.6% de las mujeres reciben seguridad social
Por

Altas tasas de informalidad laboral y precariedad salarial, entre los retos a los que se enfrentan las mujeres en la reg...