El Fondo Monetario Internacional ratificó la disponibilidad para México de una Línea de Crédito Flexible (LCF) por 86,000 millones de dólares (mdd), dio a conocer este martes la Comisión de Cambios.

A través de un comunicado conjunto el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), señalaron que el lunes el Directorio Ejecutivo del FMI completó la revisión anual de la LCF otorgada a México, y como resultado confirmó que el país cumple con todos los criterios de calificación necesarios para acceder, en caso de requerirlo y sin condición alguna, a la totalidad de recursos dispuestos por este instrumento.

Esta línea de crédito contingente se aprobó en marzo de 2016 por un plazo de dos años.

De acuerdo con el documento, entre los elementos que el FMI revisó se encuentran una posición externa sostenible, acceso ininterrumpido a los mercados financieros internacionales de capitales en condiciones favorables, una situación adecuada de reservas internacionales, finanzas públicas sanas, inflación baja y estable, un sistema financiero sólido, la implementación continua e ininterrumpida de la agenda de reformas estructurales, disponibilidad de información estadística adecuada, y calidad de las instituciones que demuestren que posee efectividad de gobierno superior al promedio.

PUBLICIDAD

 

¿Qué es una Línea de Crédito Flexible?

De acuerdo con el organismo internacional, la Línea de Crédito Flexible fue creada para atender la demanda de préstamos de prevención y mitigación de crisis proveniente de países con marcos de política e historiales económicos muy sólidos.

Es decir, que la LCF es un mecanismo de respaldo financiero, una especia de seguro de liquidez, para países que cuentan con variables fundamentales sólidas, así como políticas e historial de implementación sanos, y su acceso no es sencillo, o como dijo en 2010 su ahora exdirector gerente Dominique Strauss-Kahn, es un mecanismo accesible para los “clientes Platino” del Fondo.

Desde que se estableció en el Directorio Ejecutivo del FMI en marzo del 2004, sólo tres países han tenido acceso a ésta: México, Polonia y Colombia. Fue nuestro país el primero en solicitar esta cobertura, el 17 de abril del 2009, por 42,000 mdd, la cual renovó en 25 de marzo del 2010, por 48,000 mdd, para enfrentar la situación de escasez de liquidez que se enfrentaba en ese entonces.

La LCF funciona como una línea de crédito renovable que puede usarse inicialmente por uno o dos años con un examen del derecho de acceso al cabo del primer año. “Si un país decide utilizar la línea de crédito, los reembolsos deben efectuarse a lo largo de un período de 3 años con meses a 5 años”, Departamento de Comunicaciones

 

Siguientes artículos

Estado Islámico se adjudica atentado en Manchester
Por

La policía británica confirmó la detención de un joven presuntamente relacionado con el ataque perpetrado en un conciert...