El Museo Olímpico, ubicado en Lausana, Suiza, es un espacio único en el mundo. Alberga la colección más grande de artículos relacionados con el movimiento olímpico, la cual suma más de 10 mil piezas. Aquí se muestran exhibiciones permanentes y temporales relacionadas con los Juegos Olímpicos antiguos y modernos.

El Museo Olímpico recibe a más de 250 mil visitantes cada año, cifra importante si se toma en cuenta que la población total de Lausana no supera los 125 mil habitantes. Cabe señalar que la ciudad es sede del Comité Olímpico Internacional desde hace más de 100 años.

Por ello, te compartimos 10 razones para visitar este museo.

1. Disfrutar de un museo al aire libre: Una parte del museo está al aire libre, a un costado del Lago Léman, lo cual te permite a su vez admirar la belleza de uno de los lagos más grandes de Europa, además de los Alpes suizos y franceses.

PUBLICIDAD
Museo Olímpico, Lausana

Foto: Said Pulido

2. Vivir los Juegos Olímpicos: Es un museo interactivo, así que realmente podrás vivir tu propia experiencia olímpica. Incluso podrás tomarte fotos en un podio utilizado para entregar medallas en los Juegos Olímpicos Sydney 2000.

3. Descubrir que el olimpismo no solamente tiene que ver con el deporte: Aprenderás sobre historia, arquitectura, tecnología, diseño, medio ambiente y, desde luego, deporte.

Museo Olímpico, Lausana

Foto: Said Pulido

4. Descubrir una filosofía de vida: Como lo dijo Pierre de Coubertin, fundador de los Juegos Olímpicos modernos, “lo importante en la vida no es la victoria, sino el combate y el haber luchado bien”.

5. Ponerte en los zapatos de un atleta: Compartirás un día en la vida de un campeón a través de ejercicios y retos interactivos.

6. Tener una visita llena de emociones: Podrás vivir una ceremonia de apertura o una ceremonia de clausura gracias a la tecnología audiovisual de este recinto.

Museo Olímpico, Lausana

Foto: Said Pulido

7. Descubrir obras de arte inspiradas en el deporte: El museo alberga obras de artistas de talla internacional, entre ellos Andy Warhol, Roy Lichtenstein, David Hockney, Antoni Tapiès, Niki de Saint Phalle, Fernando Botero y Jean-Michel Folon, entre otros.

8. Sumergirte por completo en todo lo relacionado con los Juegos Olímpicos: Ya sea que estés admirando las esculturas del jardín, alguno de los tres pisos del museo o alguna de las muestras temporales, es un espacio único en el mundo que no dejará de sorprenderte a cada momento.

Museo Olímpico, Lausana

Foto: Said Pulido

9. Tomar y compartir fotos de todo lo que veas: No hay restricciones en ese sentido, así que los límites los pondrás tú.

10. Estar a un costado de símbolos olímpicos: Por ejemplo, la primera bandera olímpica o réplicas de las medallas que se han entregado en cada edición de los Juegos Olímpicos o de las antorchas olímpicas usadas en las ceremonias de inauguración, entre muchos otros símbolos.

Museo Olímpico, Lausana

Foto: Said Pulido

Te puede interesar: Conoce a las mascotas de Juegos Olímpicos de Invierno más inolvidables

El Museo Olímpico se inauguró el 23 de junio de 1993 y su construcción estuvo a cargo de los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez, de México, y Jean-Pierre Cahen, de Suiza.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

fin de semana David Bowie
Los caprichos de Goya, la exposición más irreverente llega a México
Por

Son 80 grabados que demuestran la evolución de Goya, maestro de la pintura y el grabado.