Cada edición de los Juegos Olímpicos, sean de Verano o de Invierno, trae consigo sorpresas, muchas sorpresas… y entre ellas, mascotas que se suman a la historia de estos encuentros deportivos. Conozcamos de cerca a las mascotas de los 10 Juegos Olímpicos de Invierno más recientes.

PyeongChang 2018: Soohorang

Las mascota de los Juegos Olímpicos de Invierno en curso es una adaptación de un tigre blanco, considerado un animal guardian en Corea del Sur. Cabe señalar que el nombre es una adaptación de Sooho, que significa protección, en coreano, y Ho-rang-i, que significa tigre.

Sochi 2014: La Liebre, el Oso Polar y el Leopardo

PUBLICIDAD
Juegos Olímpicos

Foto: olympic.org

Los Juegos Olímpicos de 2014 no tuvieron una ni dos, sino tres mascotas, en honor a los tres lugares en un podio olímpico. Los diseños ganadores fueron elegidos de entre más de 24 mil propuestas de todos los rincones de Rusia.

Vancouver 2010: Quatchi y Miga

Juegos Olímpicos, mascota

Foto: olympic.org

La inspiración para el diseñó de las mascotas de Vancouver 2010 vino de los pueblos originarios de la costa oeste de Canadá. Quatchi se basa en el personaje de una leyenda local que vive en el bosque, tiene un pelaje grueso y usa botas y orejeras. Miga es es un oso marino, un amimal mítico que es parte oso espíritu (oso Kermode) y parte ballena asesina.

Torino 2006: Neve y Gliz

Juegos Olímpicos

Foto: olympic.org

Neve, o nieve, y Gliz, variante de hielo, fueron las mascotas de Torino 2006, en referencia a elementos fundamentales que se requieren para unos Juegos Olímpicos de Invierno exitosos. Neve, vestida de rojo, tiene un contorno redondo y se vincula con aspectos como armonía y elegancia de movimiento. Gliz, vestido de azul, tiene una forma más angular y se relaciona más con la fuerza y la potencia de los atletas.

Sal Lake City 2002: Powder, Coal y Copper

Juegos Olímpicos, mascota

Foto: olympic.org

Las mascotas de estos Juegos Olímpicos fueron Powder, Copper y Coal, en honor a recursos naturales de Utah, a su nieve y a su tierra. Powder es una liebre blanca, mientras que Copper significa cobre, en inglés, y está representado por un coyote. Coal, que significa carbón, es un oso negro. Más de 42 mil niños ayudaron a elegir los nombres de las mascotas.

Nagano 1998: Sukki, Nokki, Lekki y Tsukki 

Juegos Olímpicos, mascotas

Foto: olympic.org

Los búhos Sukki, Nokki, Lekki y Tsukki fueron las mascotas de estos Juegos Olímpicos. Fueron cuatro mascotas en referencia a que la justa deportiva se celebra cada cuatro años, y los nombres significan fuego, aire, tierra y agua, respectivamente.

Te puede interesar: Inauguran la exposición “Pequeñas navegantes” en el Museo Soumaya

Lillehammer 1994: Haakon y Kristin

Juegos Olímpicos, mascotas

Foto: olympic.org

Las mascotas de estos Juegos Olímpicos evocan a personajes históricos del Siglo XIII, el Rey Haakon IV Haakonson y la Princesa Kristin, cuyo destino está vinculado a la región de Lillehammer y a toda Noruega. Fueron las primeras mascotas en adoptar la figura humana, en forma de dos niños felices. Aunque visten trajes medievales, por sus raíces históricas, fueron descritos como niños modernos con los intereses y la visión de la gente joven, como la preocupación por el medio ambiente.

Albertville 1992: Magique

Juegos Olímpicos, mascota

Foto: olympic.org

En esta edición la mascota fue un pequeño diablillo en forma de cubo y estrella, simbolizando imaginación y sueños. Sus colores se tomaron de la bandera francesa. Magique también tuvo un rol pedagógico previo a los Juegos Olímpicos, ya que se utilizó en programas de cómputo para capacitar a cerca de 8 mil voluntarios.

Calgary 1988: Hidy and Howdy

Juegos Olímpicos, mascotas

Foto: olympic.org

Estos osos polares, con ropa y sombreros del oeste representaron la hospitalidad de Calgary. En ese sentido, el nombre “Hidy” fue una extensión del saludo “Hi”, mientras que “Howdy” fue una variante de “How do yo do?”, un saludo típico del oeste. Los nombres se eligieron por medio de un jurado de ciudadanos, luego de un concurso organizado por el Zoológico de Calgary que recibió más de 7 mil propuestas.

Sarajevo 1984: Vučko

Juegos Olímpicos, mascota

Foto: olympic.org

En esta ocasión se eligió a un lobo como mascota, un animal que comúnmente se encuentra en los bosques de los Alpes Dináricos. Fueron los primeros Juegos Olímpicos de Invierno organizados en un país socialista, en la antigua Yugoslavia (actualmente Sarajevo es capital de Bosnia-Herzegovina). A través de sonrisas y sus diversas expresiones faciales, Vučko le dio al lobo una apariencia tierna y amigable. Incluso ayudó a cambiar la percepción que la gente tenía respecto a este animal. En fábulas de los países de la antigua Yugoslavia, el lobo simboliza valor, fortaleza e invierno.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Roger Federer
Roger Federer vuelve a ser el mejor tenista del mundo
Por

El tenista vuelve a ocupar el primer lugar en el ranking de la ATP, convirtiéndose en el más longevo en lograrlo.