Caracterizada por una historia muy peculiar y una intensa fusión de tradiciones, la casa en donde se alberga la Taberna del León nos revela un pasado singular y del todo folclórico. Visitamos este histórico lugar con motivo de su centésimo aniversario.

Taberna-Leon4

En la segunda mitad del siglo XIX, la ahora Plaza Loreto de la Ciudad de México, era una fábrica de papel llamada Fábrica Peña Pobre. Alrededor de 1890, Alberto Lenz, inmigrante alemán, adquiere este negocio y lo fusiona con la Fábrica Loreto. Lenz, en 1916, construye su casa a un lado de la fábrica; misma que sirvió como lugar de reunión para prestigiosos empresarios y gente reconocida en el país.

A finales de 1980, la fábrica se ve forzada a cerrar y, en 1994, se convierte en Plaza Loreto. Las construcciones de las fábricas se transformaron, pero la casa Lenz continúa intacta. En ese mismo año, Mónica Patiño adopta esta memorable vivienda como el hogar de la Taberna del León en la Ciudad de México para seguir recibiendo invitados, como lo hacía antaño, pero ahora a manera de restaurante.

Taberna-Leon2

La propia Mónica Patiño nos platica cómo a sus 22 años, y con ayuda de su papá, logró fundar la Taberna del León en 1978 en Valle de Bravo, gracias al éxito que obtuvo y a la visión de la Chef fue que en 1994 decide trasladarlo a la Ciudad de México. “Así fue el inicio, dos troncas tarascas construidas ahí frente al lago”, comparte Mónica. Ahora, con la colaboración de su socio Tenoch Rovirosa y todo el equipo que constituye este recinto, han conseguido establecerse en una muy distinguida posición.

La Taberna del León ha recibido a un gran número de reconocidas figuras, públicas e intelectuales, a lo largo de los años. Entre ellas, presumen de haber disfrutado de la compañía de Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes, clientes frecuentes del lugar.

Taberna-Leon

En cuanto al menú, Mónica Patiño lo describió como aquél que “entrelaza las tradiciones”. Exhibe la cocina mexicana tradicional y la riqueza de la misma. “Estamos festejando 100 años de armonía entre dos culturas completamente distintas”, puntualiza la chef; refiriéndose a la combinación de las culturas gastronómicas europeas con la pureza de la mexicana.

Taberna-Leon3

Celebración digna de un centenario

Con motivo del festejo de la fundación de la casa hace 100 años, se celebró una comida en este recinto. La reconocida chef Mónica Patiño preparó un menú espacial para sus invitados. Forbes Life tuvo el privilegio de disfrutar de esta experiencia.

Al llegar al evento, nos recibieron con un aperitivo blanco elaborado con limón, jugo de jengibre, jarabe de tomillo, agua quina, sazón de Jamaica con chile morita y un toque a de mezcal Amores, joven.

Posteriormente, degustamos dos entradas: tostadita de carpaccio de atún al mojo de ajo y ostiones escalpados con una salsa holandesa con chipotle y cilantro, ligeramente gratinados. Estas fueron acompañadas por un Capricornius Chardonay ‘2013, vino blanco.

Una sopa de frijol con papitas y jabugo con aceite de chile ahumado; escoltada por un tinto Shiraz ‘2014, de Casa Madero, sirvió como primer plato. Continuamos con una receta que solía preparar la abuela de la chef; una piernita de pollo orgánico almendrado con chile ancho rojo, ésta fue acompañada de un tinto Ensamble Colina ‘2012.

Para el postre, nos deleitamos con un Xocolatl en sus 3 texturas, con frutas de temporada y nieve de maracuyá. Finalizando con un Aconte, ron artesanal Solera 15 años, originario de Uruapan, Michoacán.

Taberna del Leon postre

Aunque algunos de estos platillos se encuentran en la carta de manera permanente, este menú maridaje sólo estará disponible por tiempo limitado durante todo el mes de julio para celebrar este aniversario.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

La caja Vanderbilt de Ralph Lauren para mezcladores
Por

Piensa en la caja Vanderbilt para mezcladores de Ralph Lauren como un humidificador de cocteles, repleto de las más reci...