Joyas, relojes y accesorios para caballero conforman la exposición Brilliant: Cartier en el siglo XX, una retrospectiva de la historia de la marca que se aloja en el  Museo de Arte de Denver hasta el 15 de marzo de 2015.

 

 

Brilliant es una exposición única en el mundo que ilustra la rica y glamorosa historia de la marca joyera Cartier a lo largo casi siete décadas. En los apartados que conforman la exhibición se podrá apreciar un surtido de joyas, relojes y objetos preciosos producidos entre 1900 y 1975.

 

El brillante despliegue de Cartier

El desarrollo de la firma francesa se remonta a un viaje por la historia del siglo XX, a partir de la era de los últimos zares en Rusia, a 20 años de estallar en Estados Unidos lo que se conoce como “el glamour de Hollywood”.

En 1900, la firma de artículos de lujo, tenía su sede en París. Todo parecía un verdadero plan de mercadotecnia, Cartier fue preparada en el borde de una nueva era. Mientras que la riqueza mercantil de Estados Unidos se acumulaba, los magnates industriales traían una nueva energía a las capitales culturales de Europa.

Las herederas americanas de esta clase emergente se casaron con la aristocracia europea en la década de 1890 y principios de 1900, ellas adquirían sus joyas en las boutiques Cartier en París y Londres.

Foto: Pieza de la exposición Brilliant: Cartier en el siglo XX

 

Sin embargo para 1909, Cartier abrió su primer sucursal en América, donde Nueva York se convirtió en nueva sede. Personajes como el empresario JP Morgan, la familia Vanderbilt, junto con la aristocracia rusa, algunos príncipes indios y el rey Eduardo VII de Inglaterra, fueron los principales clientes.

Los compradores de la firma joyera, para las siguientes siete décadas incluirían no sólo a miembros de la realeza y la aristocracia, sino que también estarían conformados por los principales líderes empresariales del mundo, así como estrellas del cine y la música.

El ascenso de Cartier ocurrió al tiempo del  auge de una escena cultural cada vez más cosmopolita y se alinea con las tendencias sociales, políticas y económicas internacionales.

 

Cartier en el siglo XX

La creatividad reflejada en los diseños de los hermanos Cartier se liga a los drásticos cambios culturales que se originaron durante el paso del tiempo y que se pueden apreciar en Brilliant: Cartier en el siglo XX.

La instalación estuvo a cargo de Nathalie Crinière, quien también diseñó la retrospectiva para Yves Saint Laurent. Se incluirá además, una selección de dibujos originales junto a fotografías históricas y fragmentos de películas, material publicitario y fotogramas de la película Shape Your Time, para contar la historia de Cartier.

35504

Foto: Museo de Arte de Denver

 

Cada uno de los apartados de la exposición habla de una corriente poderosa en la historia de la marca a través del siglo XX.

  • Aristocracy and aspiration: Concentrada en objetos de 1900 a 1918, en esta sección se podrán encontrar piezas realizadas con diamantes, zafiros, cristal de roca y joyas de perlas, decoradas con elementos esmaltados que sólo son muestra de una refinada y elegante estética adoptada por la realeza, la aristocracia europea y, por los estadounidenses ricos que aspiraban unirse a su clase social.
  • Art Deco, New Outlook: Al ser líder en innovación del movimiento Art Deco de los años 1910 a 1920, Cartier agregó a sus joyas un nuevo énfasis en el color y la geometría. La firma utilizó nuevos materiales para esta época como jade, coral y ónix negro.
  • Art Deco, Foreign Fascination: En este apartado, se capitalizó el entusiasmo generado por los eventos internacionales después de la Primera Guerra Mundial, como el hallazgo de la tumba de Tutankamón, con lo que se buscó crear originales diseños que incorporan estilos y materiales exóticos como el tallado del jade, laca y loza, que tiempo después sería llamado estilo tutti frutti.
  • Masculine View: Al ser una marca famosa por la confección de joyería para mujeres, aquí se destacan los elegantes artículos para caballeros que se han producido. Este apartado hace especial énfasis en Louis Cartier, a quien se le atribuye la invención del reloj de pulsera moderno.
  • Art of Smooking: Para un época donde el fumar en sociedad se limitaba sólo a los hombres y a mujeres rusas, sin embargo el tabaquismo se propagó a todas las clases sociales, por lo que los accesorios para fumar elegante se convirtieron en una necesidad para las mujeres de moda. En esta sección se exponen cajas de cigarrillo y encendedores creados desde 1907 y hasta 1940.
  • Art of Glamour: Al pasar La gran depresión que afectó a la economía mundial, los negocios de Cartier se vieron favorecidos por una rica clientela cosmopolita (celebridades y la denominada Sociedad Café) que continúo adquiriendo joyas, relojes y accesorios en platino y en oro amarillo.
  • Icons of Style: Para concluir la exposición, se dedica una sala a los clientes más famosos que incluyen a iconos de la moda como Daisy Fellowes, Wallis Warfierld, la duquesa Windsor, la princesa Grace de Mónaco, Bábara Hutton, Elizabeth Taylor y la estrella del cine mexicano María Félix.

 

 Para mayor información: 

@DenverArtMuseum

www.denverartmuseum.org

 

Siguientes artículos

Los mejores autos de 2014
Por

Nos gusta la velocidad, pero no sólo de km/h vive el mundo automotriz. Hay máquinas que obsequian al conductor con mucho...