Por Jorge Arturi

Tanto en la creatividad aplicada el arte, como en el mundo de la moda y el lujo, no existen reglas que determinen el éxito rotundo de una creación, estilo o tendencia. Son los diseñadores quienes imponen su background e ideas. Y este no deja de ser el caso de
Gucci, una de las firmas italianas más relevantes del panorama mundial -nacida en 1921, que en sus principios sólo se dedicaba a artículos de piel-, que en 2018 ha logrado posicionarse como lo más exquisito y disruptor de las pasarelas globales. Ese resurgimiento, tiene nombre y apellido: Alessandro Michele, discípulo de Tom Ford, quien asumió la dirección creativa de la firma en 2015 tras la salida de Frida Giannini.

El tiempo es veloz. En ese año Michelle debutó tras rediseñar completamente la colección masculina otoño/invierno y luego vino la pasarela 2016, primera ocasión donde prendas masculinas y femeninas se fundieron en una sola pasada. En 2017, Michele profundizó el concepto definiendo una línea de indumentaria ad-hoc a una graduación neo-hippie en la posada de Charlie y la Fábrica de Chocolate, lo que lo colocó en el primer peldaño de la crítica con un sinnúmero de comentarios favorables.

Ese período, por demás prolífico, fue donde sucedieron gran parte de los éxitos que alcanzaron un crecimiento del 43,3% de las ventas, casi un 70% más que en 2016, según datos facilitados por el grupo Kering, el conglomerado del lujo al cual pertenece Gucci.

PUBLICIDAD

Usted se preguntará cuáles fueron los productos que posibilitaron este notable incremento en las ganancias, pues en el tope de la lista y más allá de las prendas mismas, el suceso llegó con las “it bags” de las colecciones Sylvie, GG Marmont y Dionysus; los fabulosos slippers ambos sexos de la serie Princetown y los tenis high-end de Ace Sneakers (famosísimos por sus versiones clonadas); además de la indumentaria para niños, anteojos, relojes, perfumes, maquillajes, menaje para el hogar y el siempre

presente catálogo de joyería fina en plata y oro.

Guiño al pasado
Afrika Bambaataa en el documental Wild Style de 1983 dijo “control the past, to control the present, to control the Future Funk” -algo así como ´controla el pasado para controlar el presente y así controlar el futuro Funk´-, y Alessandro Michele sabe muy bien eso: para ratificar ese crecimiento superlativo, junto a Dapper Dan el mítico diseñador del Harlem en los años ´80, dio vida a la colección homónima inspirada en sus icónicos modelos.

Vale mencionar que Dan, el maestro del uptown-style, fue quien confeccionó los atuendos de raperos como Run DMC, LL Cool J, Bobby Brown y Salt-N-Pepa, entre muchísimos otros, aunque ganó notoriedad cuando en su atelier de la 125st recibió al pugilista más famoso de aquella época, Mike Tyson, para quien diseñó varios atuendos. Dan realizaba prendas con telas ´faux´ -Gucci, Vuitton & MCM- que él mismo importaba de oriente con el objeto de dar vida a sus creaciones “inimaginables para cualquier marca high-end de ese momento”, que sólo eran accesibles para “vendedores de drogas, famosos rappers o encumbrados deportistas”, según explicó el diseñador a la prensa en numerosas ocasiones y que a principios de los 90 cerró las puertas de su atelier debido al asedio judicial por el uso no autorizado de esos logos.

Así fue que por iniciativa de Michele y los directivos de la casa fiorentina, propusieron a Dapper Dan -Daniel Day de nacimiento-, reabrirlo para continuar su labor esta vez oficialmente como #Guccitailoring, donde recibe clientes sólo con previa cita y la firma le provee telas, parches y demás elementos necesarios para las confecciones.

Control del futuro Funk
Desde fines de julio, ocasión de su lanzamiento, la galería de nuevos modelos de Gucci Dapper Dan exhibe conjuntos de pants con el logo GG y aplicaciones en piel, de velour, además de las aclamadas hoodies con el logo del sastre de Harlem, sombreros, medias, backpacks, baggy jeans -sii los de los ´80s-, chamarras bombers con diferentes diseños pero siempre con el logo que aporta status y “una forma de estar ´fresh´” de distinguirse con algo que nadie posee, en definitiva, un epitoma de la innovación de aquellos años.

Gucci

Productos de la colección Gucci Dapper Dan.

Como menciona Kanye West en el documental Fresh Dressed -disponible en Netflix-, en aquellos tiempos “estar ´fresh´ lo era todo. Trabajaba para comprar ropa, tenis nuevos y estar ´fresh´, siempre”. Algo que Sacha Jenkins, director de Fresh Dressed amplió sosteniendo que “lo que usas determina tu rol dentro de la comunidad. El lenguaje de la moda habla de las personas, comunica la energía y la actitud que se proyecta”, será por eso que a famosos como Naomi Campbell, Salma Hayek, Dj Khaled y hasta al púgil Floyd Mayweather se los ve ataviados en Dapper Dan regularmente. Así se controla el “futuro del Funk”…

View this post on Instagram

@SalmaHayek wore the most important outfit of the night. It wasn’t because she is absolutely stunning—because she is. It wasn’t because it was the best outfit of the night—because it wasn’t. It’s not because it was @Gucci, nor is it because it was made by #DapperDan. No. It was the most important because it sent a message to my pen pals in the favelas of Brazil, and in Soweto, South Africa, and in every ghetto in the world where people are trying to find a way to “make it from The Corner to the rest of the world.” It is important because they know that my story is their story, and that if someone of Salma’s stature would wear something of mine, then they, too, can be a designer. #Harlem

A post shared by Dapper Dan (@dapperdanharlem) on

Respeto al comprador
Mientras continuamos sorprendiéndonos con las actuales colecciones y aquellas sorpresas que Gucci trae para su temporada 2019 -entre ellas texturas acebradas en negro contra verde y rosa flúo!-, destacamos una buena para los compradores: no esperen rebajas.

Michele ha decidido, junto al director ejecutivo de la marca, Marco Bizzarri, no rebajar los productos al terminar cada temporada. Sin dudas es algo arriesgado, pero refuerza el valor de la etiqueta marcando el paso a seguir en una industria que carece de nuevos
modelos. Y eso opinó al periódico español El País, Natalie Massenet, directora del British Fashion Council e influyente figura del mundo de la moda. “No tiene sentido que un abrigo cueste 1.000 euros y cinco meses después, menos de la mitad. A la gente le da la impresión de que se están riendo de ellos. Es una práctica contraproducente para el lujo ”.

Daniel Day aka Dapper Dan, el sastre más reconocido del Harlem.

Un fenómeno. La revolución que ha instaurado Michele llegó también a los aparadores, ya que son numerosas las adaptaciones del ´Gucci style´ en varias de las famosas tiendas departamentales del mundo e incluso la firma demandó a la cadena Forever 21 por “inspirarse demasiado literalmente” en la ´web stripe´ -verde, roja y verde-, vista en puños de chamarras, correas de bolsos e incluso relojes, pero esta vez el tema no tiene nada que ver con Dapper Dan y sus fashion bootlegs, obviamente.

En los siguientes videos podrás apreciar la influencia de Drapper Dan en pleno:

Conan O´Brien en una sesión de cómo adquirir el estilo del Harlem, por Dapper Dan.

Y Salt-N-Pepa – Push it:

Te puede interesar: Estos colores marcarán las tendencias de la moda en el 2019

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Giuseppe Zanotti Michael Jackson
Giuseppe Zanotti crea calzado con diamantes inspirado en Michael Jackson
Por

El par de zapatos podría alcanzar un precio de 50 mil dólares en una subasta a realizarse próximamente.