Este destino alberga en cada rincón recintos llenos de tradición, donde se llevaron a cabo históricas batallas y se crearon las deliciosas recetas del mole y los chiles en nogada. Puebla hoy continúa siendo una opción para aquellos trotamundos que buscan leyendas, gastronomía, arquitectura y originales artesanías sazonadas al estilo Barroco y que ahora la han transformado en un sitio de vanguardia .

Inmersa entre atractivos naturales, culturales, arqueológicos y gastronómicos, el estado de Puebla logró un crecimiento del 18.94% en su afluencia de visitantes, según los Indicadores Básicos de la Actividad Turística en Puebla 2014, un registro realizado por la Secretaría de Turismo de la entidad, que registra la una afluencia de 12 millones 172 mil turistas durante 2014.

Estos viajeros dejaron una derrama económica de 11 mil 203 millones de pesos en el estado, lo cual corresponde a un incremento del 22.64% respecto a 2013, siendo la ciudad capital, Puebla, el sitio más visitado y que concentró a 8, 519, 568 visitantes; seguida de Tehuacán, con 492, 892 y ubicando a Atlixco en la tercera posición, con 387,003 turistas.

La talavera es uno de los símbolos más representativos de Puebla. Es un tipo de cerámica fina reinventada a partir de técnicas europeas, la cual se adaptó para decorar muchos edificios de la ciudad, para más tarde hacerlo con vasijas, platos y otros artículos.

La talavera es uno de los símbolos más representativos de Puebla. Es un tipo de cerámica reinventada a partir de técnicas europeas, la cual se empleó para decorar edificios de la ciudad y para más tarde hacerlo con vasijas, platos y otros artículos.

Puebla cuenta con una de las 10 ciudades Patrimonio de la Humanidad en México y ofrece un sinfín de atractivos para todo tipo de viajeros. Hacemos un recorrido por cinco de los destinos más representativos que hay que visitar en esta entidad:

Museo Internacional del Barroco

museo barroco secretario

1500 piezas en exhibición conforman el acervo del recién inaugurado Museo Internacional del Barroco, que desde su apertura en febrero de 2016 ha visto pasar a 360 mil visitantes. Este recinto rinde un homenaje a una de las manifestaciones más importantes en cuanto a las bellas artes: el período Barroco. Corriente que nació como contraposición al renacimiento donde todo era una belleza perfecta y que tuvo un florecimiento muy peculiar en Puebla, ya que esta ciudad era un punto clave entre el intercambio cultural debido a estar situada entre los puertos de Veracruz y Acapulco. El edificio es vanguardista y fue creado por el arquitecto japonés Toyo Ito, quien fue acreedor del premio Pritzer en 2013, una de las distinciones más importantes en el mundo de la arquitectura. El museo cuenta con ocho salas de exposiciones permanentes y dos para muestras temporales, de la cual Tornaviaje: La Nao de China y el barroco en México 1565-1815, es la primera de estas.

Fuertes de Loreto y Guadalupe

photoEscudo_PUE_Fuertes_de_Loreto_AC_planetario

Escenarios clave en la batalla del 5 de mayo de 1862 entre los ejércitos mexicano y francés, los Fuertes de Loreto y de Guadalupe son destinos que han trascendido por ser cuna del nacionalismo y fomentar la identidad de lo mexicano. Actualmente los fuertes se encuentran restaurados y pueden recorrerse a pie para conocer los detalles de esta triunfadora batalla. Ambos se encuentran dentro del Centro Cívico Cinco de Mayo, que alberga un planetario, el Museo de Arqueología Regional, un estadio olímpico de fútbol, un auditorio así como una gran zona de áreas verdes. La visita se complementará al ingresar al Museo de la No intervención (Fuerte de Loreto) y al Museo de Sitio (Fuerte de Guadalupe).

Parque Lineal

Estrella de Puebla_m

Un sitio que conjuga modernidad y contacto con la naturaleza es este parque que tienen una longitud de 1.5 km, en el que destacan cuatro atractivos: el Parque del Arte, el Eco Parque Metropolitano, el Paseo del Río Atoyac y la Estrella de Puebla, siendo esta última la más relevante pues es considerada como la más grande del mundo en su tipo, según Récord Guiness. Esta estrella se ilumina por las noches y a lo largo del día ofrece un viaje por sus más de 50 góndolas para apreciar una vista panorámica de la ciudad capital, la pirámide de Cholula y al Volcán Popocatépetl.

Biblioteca Palafoxiana

photoEscudo_PUE_Biblioteca_Palafoxiana_Ac_Bibl_Palafoxiana_PUE_header

Este sitio resguarda una de las más grandes colecciones si a conocimiento humano se refiere. Es un tesoro histórico y cultural que cuenta con más de 40 mil volúmenes de libros que pertenecen al periodo anterior a la Independencia de México, aproximadamente del siglo XV. Este recinto es nombrado así por Juan Palafox y Mendoza, obispo de Puebla de 1640 a 1655 y virrey de la Nueva España, quien donó a un seminario que se ubicaba aquí, los 5 mil libros de su colección privada bajo la condición de que estos fueran estuvieran al alcance de cualquier tipo de persona alfabetizada, con lo cual, estableció en Puebla la primera biblioteca pública del continente americano. Durante 2005, la UNESCO la incluyó dentro de su lista de la Memoria del Mundo.

Cholula

Cholula

En este Pueblo Mágico se conjugan dos mundos, el legado indígena quedó impregnado a través de la Gran Pirámide, mientras que aquí también se alojan numerosas iglesias como el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, la barroca Capilla de la Tercera Orden, Capilla Real o de Naturales, inspirada en la Mezquita de Córdoba, o bien, también se puede hacer una parada al Templo de San Francisco Acatepec, cuya fachada está cubierta de azulejo de Talavera. En este destino también se encuentra el Jardín Etnobotánico, para aquellos viajeros que prefieren relajarse con un paseo por la naturaleza. Hay varias fábricas de Talavera poblana, en las que los visitantes podrán desde adquirir piezas únicas hasta ser parte del proceso que implica este arte ancestral.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Valerie Méssika, la mujer que revolucionó la alta joyería
Por

Esta creadora ha revolucionado el universo de la alta joyería con sus piezas irreverentes y un lema: “diamantes para cad...