En el Caribe, un resort francés de lujo, impregnado en los aromas de Guerlain y el savoir faire de LVMH.

Amenidades

El resort fue adquirido por el gigante francés del lujoLVMH. ¿Qué mejor garantía que ésta? Localizado en Flamands Bay, una playa de prístinas arenas y aguas tranquilas, cada rincón de este lugar paradisíaco huele a Guerlain. ¿Acaso se trata de un espejismo ocasionado por el calor tropical? No, para nada: Thierry Wasser, nariz de la prestigiosa casa francesa, ha ideado una serie de fragancias exclusivas para el resort. La experiencia en este hotel suma así a los cinco sentidos.

PUBLICIDAD

 Gastronomía

La oferta culinaria está al nivel de los laureles de este resort. El restaurante insignia del lugar, La Case de l’Isle, está ubicado en un magnífico balcón-terraza que provee una atmósfera tranquila para comidas y cenas —se recomienda el carpaccio de callo de hacha y el ravioli casero—. Bajo la dirección del chef Yann Vinsot, La Cabane de l’Isle ofrece ensaladas y frutos de mar. Adyacente a la alberca principal, el White Bar ofrece una vista panorámica de Flamands Bay, ideal para el desayuno o el primer trago de la tarde —nada como una copa helada de Dom Pérignon antes de la cena—.

La calidad gastronómica es uno de los servicios de los hoteles que se mira con lupa. Cheval Blanc conjuga alta cocina con presentaciones frecas y relajadas.

La calidad gastronómica es uno de los servicios de los hoteles que se mira con lupa. Cheval Blanc conjuga alta cocina con presentaciones frecas y relajadas.

Suites

Hay 15 suites decoradas con gusto exquisito. El color blanco impera, y hace juego con los baños de mármol y las amenidades para el cuidado capilar y del cuerpo producidas especialmente por Guerlain para sus huéspedes. El sonido del mar, presente a cada momento en cada una de las habitaciones, resulta ser el somnífero más potente.

Lo diferente

El lujo francés, inyectado por ese maestro de la alta gama que es el grupo LVMH, se impregna en cada rincón de este resort enclavado en una isla del mar Caribe, muy cerca de St. Maarten. Una estadía en el Cheval Blanc equivale a una experiencia sensorial que abarca el olfato, la vista, el gusto, el tacto y el oído —no olvidar el arrullo del mar mientras se descans—. Sólo podemos decir: «Bravo».

CRR1576-85 (2500x1646)

En primera persona

Thierry Wasser. Nariz de Guerlain, la marca de amenidades del resort «Confío en los aportes de mercadeo: necesito entender qué funciona, dónde, y por qué. En la industria perfumera actual, tienes que tener dos ritmos: un clásico que sea un best-seller y una fórmula más joven y accesible».

Thierry-Wasser

Zona

Saint-Barthélemy, Antillas Francesas

Aeropuerto

Princess Juliana, en St. Maarten.

Destino

St. Barth

Servicios

  • Restaurantes
  • Bar / Lounge
  • Spa y Gimnasio
  • Piscina
  • Baby sitting
  • Check-in: 14:00 h
  • Check-out: Mediodía

 

 

 

 

Siguientes artículos

El Hotel Ritz Madrid cambia de dueño
Por

Mandarin Oriental, la cadena de hoteles de lujo y resorts en Asia, Europa y América y el Grupo Olayan, uno de los más in...