El mercado de lujo se mantiene estable al considerar las ventas reportadas en 2018, lo anterior de acuerdo con la consultora Bain & Company, que en el informé anual “Luxury Goods Worldwide Market” dio a conocer que en tan sólo este año representó la cantidad de 1.2 billones de dólares a nivel mundial.

Fue un crecimiento positivo en todos los segmentos que, asegura el informe, continuará en los próximos años para colocarse entre el 3% y el 5% hasta el 2025, lo que representaría una cifra entre 320 y 365 millones de euros adicionales.

El reporte número 17 de la compañía, realizado en colaboración con la fundación Altagama, no descarta que factores sociopolíticos, cambios en políticas comerciales y recesiones podrían hacer que el crecimiento sea desigual en el corto plazo.

Mercado de lujo

La marca de lujo Louis Vuitton fue la más popular del 2018, año en el que Emma Stone fue la imagen de su campaña.

Los representantes del estudio afirman que el mercado global de lujo está recuperando mejor ritmo en comparación con el 2017 debido a tres factores: la demanda del sector de lujo en Asía (en especial de China); el aumento de canales online y el creciente interés por generaciones de consumidores más jóvenes.

PUBLICIDAD

Estos últimos han visto en las compras en línea la oportunidad de tener acceso a los productos de lujo de manera más sencilla que trasladarse a la tienda, por lo que el porcentaje en algunas naciones como Estados Unidos casi iguala sus ventas online y físicas.

Justo las generaciones más jóvenes, como la Y y la Z fueron las que en 2018 contribuyeron al crecimiento del mercado en un 100% en comparación con el 85% registrado en 2017, un sector importante al que las marcas están prestando atención por ser ya un potencial comprador.

Te puede interesar: Top 10: estas son las marcas de lujo más valiosas del mundo en 2018

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Netflix
Top 5: Las series más polémicas de Netflix
Por

Atención: estas series abordan temas verdaderamente polémicos y no son para cualquier tipo de público.