El circuito Montmeló fue escenario de una jornada llena de adrenalina y futbol. Los jugadores del FC Barcelona, incluidos Messi y Piqué, participaron en una clase de manejo a cargo de Audi a bordo de los vehículos deportivos de la casa alemana, entre ellos el R8 V10 Plus y la gama RS.

La dinámica fue la siguiente: los jugadores del Barça fueron divididos en distintos grupos, convirtiéndose en copilotos de los pilotos encabezados por Nico Müller, para participar en un curso de conducción y probar de primera mano las prestaciones y tecnología de Audi.

Los grandes del Barça y sus autos

Lionel Messi en un RS 6 Avant Performance 4.0 TFSI Quattro Tiptronic

PUBLICIDAD

Sergio Busquets en un R8 V10 Plus S Tronic

Andrés Iniesta en un SQ7 4.0 TDI Quattro Tiptronic

Gerard Piqué en un RS 6 Avant Performance 4.0 TFSI Quattro Tiptronic

Luis Suárez en un RS 6 Avant Performance 4.0 TFSI Quattro Tiptronic 

En uno de los momentos especiales del evento, Aleix Vidal, Paco Alcácer, Sergio Busquets, Gerard Deulofeu, André Gomes y Rafa Alcántara (Rafinha), comprobaron en primera persona los secretos de la más alta competencia en unas tandas de ‘hot laps’ como copilotos a bordo de dos vehículos: el Audi R8 LMS de la categoría GT3 y el Audi RS 3 LMS.

Te puede interesar: El arte de la ingeniería Porsche detrás del Panamera

Jordi Gené, director de la Escuela de Audi Sport, y Nico Müller, piloto oficial de Audi en el DTM al volante del RS 5, fueron los encargados de dar estas vueltas rápidas a las estrellas del equipo azulgrana.

El acto estuvo presidido por Guillermo Fadda, Director de Audi España, y por Jordi Cardoner,
vicepresidente Primero del FC Barcelona. Tras el habitual intercambio de regalos entre los dirigentes de ambas entidades, la primera plantilla y el entrenador del FC Barcelona recibieron sus nuevos vehículos para la temporada 2017-2018.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

El arte de la ingeniería Porsche detrás del Panamera
Por

Porsche burla las leyes de la física y ofrece todo el lujo y confort en un deportivo.