El nuevo Panamera burla las leyes de la física y ofrece el confort más elevado acompañado del dinamismo en conducción de un deportivo. Esto se debe a la integración del Porsche Dynamic Chasis Control Sport (PDCC Sport) que se encarga de sacar al Panamera de la curva horizontal respecto a la calzada, incluso en una combinación de curvas de trazado rápido.

Los 2 elementos centrales del PDCC Sport son los estabilizadores electromecánicos en ambos ejes. Porsche integró un motor electrónico que conecta mitades izquierda y derecha del estabilizador, de forma que cada una de ellas gire de manera helicoidal en sentido opuesto a la otra. Gracias a esto se activa el Gran Turismo, perfectamente equilibrado en horizontal sobre el asfalto.

Te puede interesar: Subaru, el japonés que quiere conquistar México

El estabilizador es una barra torsionable que conecta los dos puntos de suspensión de las ruedas de un eje. Su límite se encuentra en si las fuerzas y los recorridos de la suspensión son demasiado largos, la carrocería se inclinará a un lado, lo cual afecta a la estabilidad de la marcha. Por eso, el nuevo Panamera tiene una estabilización activa frente al balanceo que funciona de forma electromecánica.

PUBLICIDAD

El nuevo Porsche Panamera requiere una alimentación de energía de 48 voltios en lugar de 12 para poder generar la potencia necesaria para regular los estabilizadores. El sistema de 48 voltios es más compacto, puesto que, debido a la mayor tensión, con la misma potencia el diámetro de cable puede ser reducido considerablemente.

Las amenidades que también destacan en el nuevo Panamera son el motor eléctrico y un tablero de sensores, además, estéticamente es la viva representación de lujo y estilo mezclado en un deportivo. Definitivamente tienes que conducirlo.

Disfruta las siguientes imágenes del Panamera.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí