Desde su nacimiento hace medio siglo, Calvin Klein ha portado una flexibilidad incomparable que le permite reconfigurarse cada temporada, como un ícono enfático de la moda de su tiempo, marcando una tendencia singular; una firma arriesgada que se caracteriza por abarcar siempre la multiplicidad y los extremos discursivos de la indumentaria y la moda, logrando un equilibrio de alta personalidad: clase y diversión, elegancia y libertad, singularidad versátil.

Fiel a ese espíritu, Calvin Klein se presenta esta temporada con una mirada armónica, colorida y atrevida, que a su vez retoma los básicos de toda ocasión sin perder su sentido genuino de colores sólidos, enfatizando la personalidad, aunque armonizando un sentido de reinvención suelta, en línea con el entorno y nuestro día a día.

Consciente de que el ritmo de constantes cambios del mundo contemporáneo exige una versatilidad que permita la libertad y flexibilidad, Calvin Klein incorpora en todas sus prendas un especial cuidado y atención en el lifestyle actual, quien opta por la multiplicidad de actividades, entornos y propósitos en un mismo día, funcionando tanto para interiores como exteriores, colorida y reinventando los “must have” de la temporada.

Se trata de una colección rica y atrevida en colores sólidos, la cual mantiene la calidez y emocionalismo en sus telas. Contundencia relajada: los protagonistas de la marca esta temporada agrega las camisas de manga larga, pantalones, o el merino como un agradable material en primer plano.

PUBLICIDAD

Si te lo perdiste: Esta marca lleva el arte de Andy Warhol al underwear

Si vamos detenidamente hacia las prendas de esta línea, nos encontraremos, en las camisas por ejemplo, que los patrones y bloques de color sólido son protagónicos, armonizando de forma única con telas brusheadas y franelas ligeras que van a paso firme con la tendencia. Así también, Calvin Klein logra desarrollar elevadas telas con look satinado en paletas de color llamativas, con terminados tipo líquidos para darle vida al material, haciendo de esta categoría algo único en la marca.

En los pantalones nos encontramos con telas inclinadas hacia la gabardina, pipings en terciopelo, algodón ligero, así como fondos reversibles que les brinda novedad y una frescura sutil de temporada a la categoría. En tanto, los sweaters están 100% impulsados por la textura, telas acogedoras y el color sólido de nueva cuenta, que hacen de esta prenda un programa completamente novedoso para Calvin Klein.

La colección incorpora a su vez el algodón modal, el cual introduce novedad a través de la silueta, la fabricación y el diseño. En suma, Calvin Klein incorpora este otoño una suma enriquecedora con su mezcla de bloques de color, rayas y detalles de textura, que en contraste hacen de esta categoría un básico esencial, reinventando además la forma tradicional de prendas como el blazer, convirtiéndolo en un tipo de trench versátil para toda ocasión.

 

Video cortesía de Calvin Klein – Realización: Manuel Zúñiga y Andrés Magaña.

 

Siguientes artículos

EMWA
EMWA abrirá dos boutiques de alta relojería en el Estado de México
Por

Se ubicarán en centros comerciales de Metepec y Ciudad Satélite.