El histórico Palazzo Spini Feroni es la sede de la exposición especial “Un Palacio y la Ciudad” organizada por la casa Ferragamo para rendir tributo a los 150 años de que la Ciudad de Florencia fue nombrada capital del Reino de Italia.

El palacio ha sido un lugar clave tanto en la historia de esta ciudad como en la de la compañía fundada por Salvatore Ferragamo. En 1865 fue el lugar en donde se encontraba el ayuntamiento de Florencia y en 1938 se convirtió en la casa matriz de la marca y hoy en día es también el Museo Ferragamo.

El recinto resguarda muchos tesoros que han sido parte de la cultura de Italia, por lo que resultaba natural abrir sus puertas justo en este año – y hasta el 3 de abril de 2016 – para compartir con el público todos los siglos de historia del palacio.

PUBLICIDAD

 

50 copia

 

El recinto de arquitectura medieval fue creado en 1289 por Geri Spini, cuya riqueza se debía a que era el banquero del Papa Bonifacio VIII. El palacio era entonces la manera en que este comerciante demostrara su poderío en la ciudad. Desde entonces el lugar se mantuvo en familias acaudaladas como los Guasconi, Bagnano y Feroni, quienes aportaron con grandes obras al interior de sus muros. Fue hasta que la ciudad se nombró como la capital que éste pasó a ser parte del patrimonio de la misma.

27

La belleza de esta edificación no se limita a su arquitectura original, sino que en su interior es una obra maestra en sí misma. Sus techos y paredes están decorados con grandes murales del siglo 17 y 18. Uno de los más bellos es el de Bernardino Poccetti nombrado Paraíso con un coro de ángeles músicos el cual fue realizado entre 1609 y 1612. Otro de ellos es Agamemnon y Menelaus, realizado en la galería por Ranieri del Pace durante la primera década del siglo 18.

79

Sin embargo, además de los frescos y la arquitectura, el Museo Ferragamo recopiló una exposición que nunca se había realizado antes para complementar la visita al Palazzo. Curada por Stefania Ricci y Ricardo Spinelli, cuenta con obras de arte, documentos procedentes de otros museos y colecciones privadas que se recuperaron de todo el mundo. Una de ellas, y que resulta clave para homenajear la bella ciudad de Firenze es la Vista del puente de Santa Trinita y Palazzo Spini Feroni del Lungaro Guicciardini realizada en 1742 por Giuseppe Zocchi.

@Ferragamo

 

Siguientes artículos

Una expedición de hace 500 años revive en un reloj de Montblanc
Por

El espíritu explorador de Vasco de Gama y su cuidado extremo de la precisión en sus cálculos fue lo que inspiró la creac...