Desde su presentación, en el pasado Festival Internacional de Cine de Cannes, ‘Dolor y Gloria’, la cinta de Pedro Almodóvar, fue elogiada por los críticos, quienes la consideraron como el mejor trabajo del director en los últimos años.

Ahora, la cinta se encuentra dentro de las nominadas en la categoría a Mejor Película Extranjera en los Oscar representando a España. Una situación que resulta familiar para Almodóvar ya que en el año 1999, además de formar parte de esta misma categoría, logró llevarse el Oscar por su película ‘Todo sobre mi madre’. ¿Volverá a repetir la hazaña?

Con cada una de sus películas Almodóvar deja en claro su calidad de cineasta. En cada filme se vale de tramas singulares para, por medio de una estética personalísima que ha perfeccionado al paso del tiempo, mostrar un universo; el universo Almodóvar.

‘Dolor y Gloria’ no es la excepción. Después de analizar la cinta te exponemos algunos puntos que nos convencen de por qué podría lograr obtener el Oscar en esta categoría e imponerse ante la favorita: ‘Parasite’. A continuación mencionamos los aspectos que convierten al filme entre los mejores de su carrera e imperdible para los cinéfilos.

Dolor y Gloria Almodóvar

Con su más reciente película Almodóvar deja ver, con un toque de autoficción, pasajes inspirados en su propia vida.

1. De la autobiografía a la autoficción

‘Dolor y Gloria’ fue concebida desde las entrañas de Almodóvar. Pese a que tiene una fuerte referencia autobiográfica, la película roza la autoficción. El director ha extraído pasajes de su controversial vida como referencias para la trama de la película.

Para aquellos que conocen un poco el cine y la vida del director, será fácil reconocer la esencia de su vida expresada en sus miedos; la soledad y melancolía rondan la película todo el tiempo, sin olvidar la predominancia de la figura fundamental de su madre en su vida.

Valiéndose del personaje de Salvador Mallo, interpretado por Antonio Banderas, Almodóvar plasma, desde la figura inocente del personaje en su versión más joven hasta la más adulta, la transformación de una historia emotiva, dura como la vida misma. El director, coinciden los críticos, muestra así el punto más maduro de su carrera artística forjada en más de cuatro décadas.

2. El dolor como forma de arte

El personaje central, Salvador Mello, muestra cómo el dolor que vive en su etapa adulta se convierte en arte para el discurso de la película. Almodóvar hace uso de este recurso nuevamente al mostrar a un personaje aquejado por males que merman su estado físico y que, sobre todo, van consumiendo el interior de su alma con cada pérdida.

El amor enriquece, duele y puede matar. Esta es una premisa que se ve constantemente en la vida del personaje. Salvador ha tenido que ver por el incierto destino que lo aqueja dejando atrás el recuerdo de su madre, de sus amores y de la profesión que esta en riesgo de perder.

Almodóvar, nuevamente, se vuelve estratega de su historia. Además, con ‘Dolor y Gloria’ consuma una película con aspectos y referencias marcadas de sus anteriores cintas.

Dolor y Gloria Almodóvar

Con su interpretación, Antonio Banderas, se consagra como el mejor personaje dentro del universo de Álmodóvar.

3. La consagración actoral de Antonio Banderas

Cuando Almodóvar propuso un personaje que al mismo tiempo representaba su alter ego, no pudo haber mejor candidato que su fiel amigo Antonio Banderas.

El actor español se convierte así en la cereza del pastel llamado ‘Dolor y Gloria’. Como en cada película, Almodóvar reclutó a muchas de las musas que lo han acompañado en grandes cintas, pero la calidad protagónica que deja Banderas ha traspasado barreras.

Con su interpretación, Banderas se hizo acreedor al premio al Mejor Actor en el pasado Festival de Cannes. Los críticos admiraron cómo el actor logró transmitir su entrega en este personaje pese a que muchas de las escenas se limitan a diálogos cortos.

Al conocer como director y amigo a Almodóvar, el actor logra una replica de la personalidad del director sin caer en la imitación. Esta actuación sublime también pone a la mira en los próximos Oscar al actor al lograr pertenecer en los nominados en la categoría a Mejor Actor, por lo que habrá dos grandes posibilidades para ‘Dolor y Gloria’.

Banderas ha sido fiel a Almodóvar desde su primera participación en ‘Átame!’ estrenada en 1990. Hoy, ambos han madurado y eso es algo que ‘Dolor y Gloria’ consagra para beneplácito de los cinéfilos.

Te puede interesar: Oscar 2020: Los ‘olvidados’ en las nominaciones

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Pérdida dólares
México apoyará con 100,000 dólares al Líbano tras explosión
Por

La SRE precisó que los recursos del donativo serán tomados del Fondo Nacional de Cooperación Internacional para el Desar...