Los cenotes, estanques de agua dulce creados por ríos subterráneos, son manifestaciones de la naturaleza que nos da la oportunidad de poder disfrutar de sus cristalinas aguas en tonos turquesa y, que afortunadamente, tenemos dentro del territorio mexicano en regiones cercanas a ciudades como Mérida.

Más allá del atractivo natural y turístico que representan los cenotes, han despertado devoción en culturas antiguas, como los mayas, que vieron en estos cuerpos acuáticos la oportunidad de cimentar poblados y un espacio ideal para hacer rituales.

Hoy, tras el paso de los años, algunos de estos cenotes se han habilitado para funcionar como balnearios que permiten que todos puedan disfrutar de un regalo tan impresionante de la naturaleza. Por ello, a continuación te mostramos una pequeña ruta a través de algunos cenotes cercanos a la ciudad de Mérida, tres cenotes imperdibles en tu próxima visita a esta zona del país tan rica en turismo de naturaleza.

Xlacah

PUBLICIDAD

Who can say no to this?

A post shared by Lazzie Joy Jauod (@lazziejauod_13) on

La zona arqueológica de Dzibilchaltún localizada aproximadamente a 22 Kilómetros de la ciudad de Mérida, resguarda a uno de los cenotes más bellos de la península de Yucatán. Por su atractivo natural, sus aguas limpias, transparentes y como morada del pez veleta es el sitio ideal para finalizar un recorrido inolvidable con un baño revitalizante.

Noc-Ac

Esta maravilla a 20min de mi hogar🍃

A post shared by Haru Jiménez🐚 (@covered_in_shells) on

Una pequeña brecha empedrada y un aire de frescura reciben al visitante en el cenote de Noc-Ac, localizado a un kilómetro del poblado del mismo nombre. En este sitio puede practicarse la natación sin riesgo alguno y disfrutar una estancia inolvidable.

San Ignacio

A 20 minutos de Mérida por la carretera a Campeche, en el poblado de Chocholá encontrarás este cenote de color azul turquesa en el interior de una gruta, con iluminación artificial, música ambiental y las condiciones seguras e ideales para nadar en sus aguas transparentes. La bóveda mide unos ocho metros de altura, tiene formaciones de estalactitas y se puede disfrutar de especies endémicas de Yucatán. Las instalaciones cuentan con áreas verdes, restaurante y palapas. Abre los 365 días del año.

Te puede interesar: Sólo para viajeros: Las casas del árbol más bellas del mundo

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

casas del árbol
Sólo para viajeros: Las casas del árbol más bellas del mundo
Por

¿Quien no soñó siendo niño con tener una casa del árbol? Descubre estas propiedades que se especializan en cumplir sueño...