Notimex.- El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Alejandro Kuri Pheres, aseveró que la suspensión de permisos para obras de construcción en 11 alcaldías de la Ciudad de México incrementará entre 2.0 y 3.0% los costos para los desarrolladores.

En entrevista para Notimex, el líder de AMPI mencionó que el mayor costo de construcción que traerá la demora de obras para el sector desarrollador, lo habrá de pagar el consumidor en el precio final del producto por lo que instó a revaluar la medida.

Comentó que el incremento de precios de nuevos inmuebles que deberá pagar el consumidor dependerá del tiempo en que se mantengan cerradas las ventanillas para continuar o proseguir con las obras en desarrollo.

Kuri Pheres explicó que la distorsión del mercado inmobiliario estará relacionada a la menor oferta de bienes inmuebles y la mayor demanda existente en consecuencia.

“Se generará una mayor demanda del producto terminado ya que mientras no estén abiertas las ventanillas muchas obras no podrán terminar o avanzar y el producto terminado se desplazará a mayor velocidad y tendrá un mayor costo”, manifestó.

Agregó que la sorpresiva medida también traerá consigo un retraso importante en el desarrollo inmobiliario capitalino, tomando en cuenta los tiempos de arranque para la nueva administración y de gobiernos locales en la entidad.

“Por lo menos estamos hablando de cuatro a seis meses en lo que los Alcaldes toman sus decisiones, el tiempo que estén paradas las obras es tiempo que encarece el producto final, este encarecimiento lo acabará pagando el consumidor”, afirmó.

Señaló que hasta el momento la oferta inmobiliaria disponible en la Ciudad de México no ha reflejado un movimiento abrupto de sus precios por motivo de esta suspensión de permisos para la construcción, no obtsante, reconoció que será en los próximos meses cuando los desarrolladores “inminentemente” tendrán que reflejarlo hacia los consumidores en el precio final de los bienes inmuebles.

Adelantó que la Asociación que lidera se sumará a las distintas organizaciones para discutir con las próximas autoridades capitalinas el tema.

Si bien el líder de AMPI admitió estar de acuerdo con el presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Salvador Daniel Kabaz, en que existe un grupo de desarrolladores que operan aprovechando los vacíos de la Ley en la capital del país, negó llamar a este grupo como “cartel inmobiliario”.

Comentó que para evitar cualquier vinculación con estos “malos” desarrolladores que operan en la ilegalidad, la Asociación los identifica y da aviso tanto a las autoridades, como a los miembros de la organización y otras asociaciones con la finalidad de blindar las operaciones inmobiliarias.

 

Siguientes artículos

Cornershop, la tentación de Walmart que le costó 225 mdd
Por

Con la compra de esta startup, la gigante minorista se prepara para dar la batalla a los grandes del e-commerce que ya m...