Notimex.- El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió a los funcionarios de su gobierno que quienes roben, irán a la cárcel sin derecho a fianza, porque ahora la corrupción es delito grave.

“Ya eso se terminó, ahora es delito grave la corrupción. El que robe en el gobierno, el que utilice los cargos públicos para sacar provecho personal, el que se enriquezca en el gobierno va para el bote sin derecho a fianza, al tambo sin derecho a fianza”, subrayó.

Ante médicos, enfermeras y derechohabientes del Hospital Rural de este municipio, señaló que “en el país de más corrupción, en uno de los países de más corrupción en el mundo había impunidad constitucional; es decir, legalmente se protegía al corrupto”.

En el acto, el Ejecutivo federal se comprometió a que no continuará creciendo la deuda del país, pues sostuvo que las anteriores administraciones dejaron una deuda de 10 billones de pesos.

Acompañado por el secretario de Salud, Jorge Alcocer; el director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, y la oficial mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro, el mandatario aseveró que “no va a crecer esa deuda, ese es mi compromiso. No vamos a seguir endeudando a nuestro país”.

Ante cientos de asistentes que resistieron una fuerte lluvia previa al acto, dijo que no se habla de que cuando finalizó el mandato de Vicente Fox “la deuda era de un billón 700 mil millones de pesos; (Felipe Calderón) la deja en cinco billones 200 mil millones, la aumenta más de 200 por ciento, y el expresidente (Enrique) Peña nos la deja en 10 billones”.

En este municipio enclavado en la sierra de Michoacán, ubicado a 350 kilómetros de la capital, afirmó que ese objetivo se puede alcanzar y que no hace falta aumentar impuestos, crear nuevos, que haya gasolinazos o que se endeude al país “como se endeudó”.

En el acto al que asistió el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, enfatizó que la fórmula para cumplir con ello es no permitir la corrupción, “porque es mucho lo que se va por el caño de la corrupción. La fórmula es sencilla, es no permitir la corrupción y no permitir los lujos en el gobierno”, recalcó.

En esta comunidad, en donde se dio tiempo para comer birria en un establecimiento local, el mandatario federal calculó que con esas medidas “nos vamos a ahorrar con estas dos medidas alrededor de 800 mil millones de pesos y así vamos a tener presupuesto para financiar el desarrollo del país”.

En el quinto y último municipio que visitó el mandatario para supervisar hospitales del Seguro Social en esta entidad, indicó que “no es para presumir, pero faltaba un buen gobierno y ya se tiene un buen gobierno. Por eso vengo a decirles que tengan confianza, vamos a sacar adelante a nuestro querido México”.

Al término, López Obrador viajó dos horas y media por caminos rurales, haciendo paradas para saludar a los habitantes de diversas poblaciones que ya esperaban el paso del presidente hacia la ciudad de Colima, desde donde partió hacia la capital del país.

 

Siguientes artículos

El conflicto de interés se llama Alfonso Romo: Carlos Urzúa
Por

El exsecretario Urzúa acusó a Alfonso Romo de intentar apoderarse de las secretarías de Hacienda y Economía; además, det...