México y Madrid están más cerca que nunca. Un océano no es distancia suficiente para impedir que dos gastronomías aplaudidas mundialmente unan su creatividad en el hotel Villa Magna, en Madrid, España.

 

 

 

Una terraza sembrada de tono primaverales fue el escenario perfecto para que el chef del restaurante Villa Magna, Rodrigo de la Calle —una estrella Michelin—, diera por iniciada la revolución verde en octubre de 2013. Su cocina se fundamenta en el respeto al medio ambiente, adaptando las creaciones a las oportunidades que brinda la naturaleza y evitando productos que no son sostenibles ecológicamente, filosofía que el Hotel Villa Magna —cinco estrellas gran lujo— apoya firmemente, a pesar de ser una cruzada ardua de materializar. Y es que el lujo hoy se trata de eso, conseguir lo inalcanzable.

Usualmente se pueden encontrar cuatro menús de degustación: Gastronómico, Vegetariano, Revolución Verde y Gastrobotánica. Sin embargo, del 27 de mayo al siete de junio, los bon vivants internacionales estarán de plácemes; Villa Magna celebrará la tercera edición del festival gastronómico México Fusión 2014, donde Daniel Ovadía y Rodrigo de la Calle conjugarán su sabiduría culinaria. ¿Por qué esta alianza? Desde el hotel afirman que México es su segundo mercado, por detrás de Estados Unidos. “El cariño y lealtad a nuestros clientes mexicanos son absolutos. El viajero mexicano que visita nuestro hotel es un cliente fiel que se hospeda aquí de tres a cinco veces al año, y oscila desde un perfil empresarial hasta familiar”.

www.villamagna.es

villa_magna
 

Siguientes artículos

Crowdfunding corporativo, una interesante herramienta financiera
Por

El crowdfunding corporativo podría facilitar el desarrollo de emprendimientos que de otra forma no verían la posibilidad...