Reuters.- El gobierno mexicano dijo estar sorprendido y pidió explicaciones a la casa de modas francesa Louis Vuitton por usar un patrón tradicional en el diseño de una silla de 18,200 dólares, menos de un mes después de enviar una carta similar a Carolina Herrera.

La secretaría de Cultura dijo en una carta que los diseños de la silla de la colección “Dolls by Raw Edges” de la casa de modas, forman parte y se identifican con los bordados que elaboran artistas mexicanos del estado Hidalgo, en el centro del país.

“Nos sentimos obligados a consultarles, de manera respetuosa, si para la elaboración de la silla en comento buscaron y, en su caso, contaron con la colaboración de la comunidad y la de sus artesanos”, dice la carta que califica el hecho como un acto de posible “apropiación cultural”.

El mueble, con un precio de venta de 18,200 dólares, tiene diseños tropicales y fue inspirada en la artesanía tradicional de todo el mundo y la rica herencia de viajes de la casa, dice la página web de Louis Vuitton, perteneciente al conglomerado de marcas de lujo LVMH.

Te podría interesar: Stranger Things y Netflix invaden la escena de la moda

Es la segunda vez en menos de un mes que el gobierno mexicano envía una carta de este tipo. En junio, cuestionó a la casa de modas fundada por la venezolana Carolina Herrera por apropiación cultural de patrones indígenas.

Por años, los diseñadores de moda han incorporado patrones indígenas en sus obras. Sin embargo, hacerlo sin reconocer sus orígenes o compensar justamente a las comunidades se ha convertido en un punto de discusión.

México está buscando contar con un marco jurídico que salvaguarde el arte y la creatividad de los pueblos indígenas para evitar que siga el plagio y robo por parte de empresas locales y extranjeras sin retribuir a las comunidades.

Te recomendamos: 

Estas son las marcas de lujo favoritas de Spider-Man

 

Siguientes artículos

Prohíben la venta de celulares y otros productos en tianguis de CDMX
Por

La CDMX prohibe la venta de teléfonos celulares, perforaciones, bebidas embriagantes, entre otras cosas en los tianguis...