A pesar de que hace unos días fue la única empresa que presentó la contraprestación solicitada por las autoridades para rodar en Ciudad de México, la empresa de scooters Grin pausó por tiempo indefinido sus operaciones, en espera de encontrar con el gobierno capitalino mejores esquemas para prevenir el robo de sus patines.

A través de un comunicado, la empresa dirigida por Santiago Jiménez apuntó que el motivo de esta decisión es el de mejorar el servicio, la experiencia de uso y contrarrestar el robo de sus scooters.

Esta compañía había sido la única en conseguir el permiso anual de operación en la CDMX, pues hicieron el pago de 24.5 millones de pesos correspondiente de la contraprestación.

Santiago Jiménez comentó que trabajaran en conjunto con las autoridades de la Cuidad de México, para poder crear esquemas de colaboración para prevenir el robo de sus patines, pues esta situación es uno de los retos mas importantes para la compañía.

La empresa había cumplido un año brindando el servicio de scooters eléctricos, recorriendo más de 1.5 millones de kilómetros de una forma rápida y limpia.

Para poder dimensionar el tema de la demanda de soluciones de micromovilidad que existe en la ciudad, la empresa mencionó que en su caso les fue permitido tener 1,750 scooters en las tres delegaciones que conforman el polígono permitido para operar, disponibles para los 1.5 millones de usuarios que tienen hoy en la CDMX.

Te recomendamos: Grin sí quiere que sus competidores sigan rodando en CDMX

 

Siguientes artículos

cerveza artesanal primavera
Productores mexicanos celebran el Día de la Cerveza con seis nuevas etiquetas
Por

En 2018, México registró una producción de cerveza de 120 millones de hectolitros, por encima de Alemania.