En Estados Unidos, uno de cada tres jóvenes con deudas por créditos estudiantiles estaría dispuesto a vender un órgano para limpiar su saldo. ¿Por qué?

 

Por Maggie McGrath

PUBLICIDAD

¿Cuán lejos estarías dispuesto a llegar para borrar tus créditos educativos? Si alguien te ofreciera 30,000 dólares por tu bazo, ¿harías ese trato?

Si eres de los que piensa, “por supuesto, ¿dónde firmo?”, no estás solo: una nueva encuesta hizo a adultos jóvenes endeudados de Estados Unidos preguntas similares y encontró que una parte nada despreciable estaría dispuesta a renunciar a su bienestar físico y psicológico a cambio de deshacerse de todas sus deudas de estudiante.

Durante un mes este verano, el sitio de finanzas personales MyBankTracker pidió a 200 de sus usuarios –edad mediana, 32 años; saldo de su deuda estudiantil promedio, 34,500 dólares– responder a una serie de preguntas para evaluar cuán lejos llegarían para deshacerse de sus deudas por créditos estudiantiles. Las reglas del juego: responder sólo sí o no, y asumir que la actividad en cuestión pagará por completo su deuda pendiente.

Las preguntas que nos ocupan: ¿Estarías dispuesto a convertir tu vida en un reality show? ¿Venderías un órgano? ¿Qué hay de la venta de la mitad de tus posesiones, harías eso? ¿Probarías medicamentos en fase experimental? ¿Te enlistarías en el ejército para ir al frente de batalla?

Tal vez porque vivimos en la era de la Kardashians o tal vez porque era la opción que presentaba la menor cantidad de malestar corporal, 55% de los encuestados dijo que intercambiaría con gusto su deuda a cambio de tener paparazzi presentes todo el tiempo por el resto de sus vidas. El 43% se despediría de sus posesiones terrenales a cambio de una depuración de la totalidad de su deuda, y 38% dijo que probaría medicamentos experimentales si eso significa salir de los números rojos. 32% de los encuestados dijo que se enlistaría en el ejército y un considerable 30% dijo que vendería un órgano si eso significara deshacerse de su deuda. (Después de todo, ¿quién necesita ese riñón adicional?)

Aunque estas respuestas muestran un panorama bastante sombrío de la psique de los millennials estadounidenses agobiados por la deuda, MyBankTracker dice que hay poca evidencia de que los adultos jóvenes en realidad serían capaces de vender sus órganos o sus pertenencias a cambio de unos cuantos miles de dólares.

“No creo que estén tomando decisiones tan drásticas, pero lo que me dice es que preferirían deshacerse de su deuda más rápido que adaptarse a vivir con ella en el largo plazo y hacerla parte de su día a día”, dijo Alex Matjanec, co fundador de MyBankTracker. “Ellos no quieren realizar múltiples tareas, sólo quieren liberarse de ese obstáculo.”

En otras palabras, MyBankTracker ha descubierto que en lugar de incorporar los pagos de deuda estudiantil a su presupuestos mensuales y eliminar su deuda después de mucho tiempo, a los usuarios les gustaría enfocar su energía –y tantos ingresos discrecionales como sea posible– a la eliminación de todos sus préstamos educativos.

Matjanec especula que esta mentalidad de “deshacerme de ella a toda costa” está ligada al hecho de que 56% de la generación del milenio en Estados Unidos está posponiendo las decisiones importantes de la vida a causa de su deuda estudiantil. Un estudio reciente de Bankrate encontró que 29% de los chicos de 18 a 29 años ha aplazado la compra de un coche; 19% ha descartado el matrimonio; y 30% aplazó la compra de una casa. Que sus préstamos estudiantiles interfieran con estos hitos de la vida, dice Matjanec, explica en buena parte por qué una persona podría aceptar someterse a experimentos con fármacos de prueba si eso significa borrar esa deuda.

Es importante tener en cuenta que si te sientes demasiado agobiado por tu deuda estudiantil, hay maneras de reducirla sin que ello implique sacrificar tus órganos. Siempre pueden refinanciarse los términos de los créditos, y si tu crédito no es lo suficientemente bueno para calificar para un refinanciamiento, considera llamar a tu prestamista y pedir ayuda; es muy probable que logres encontrar alguna alternativa.

 

Siguientes artículos

¿Quieres pagar menos impuestos?
Por

¡Sí, obvio! Es la típica respuesta que escucho cuando hago esta pregunta. Pagar impuestos es una carga muy pesada porque...