A seis años de iniciada la crisis financiera internacional, el nivel de desempleo aún no regresa a un punto de equilibrio según los cálculos de la OCDE.

 

 

 

PUBLICIDAD

Casi 45 millones de personas están sin trabajo en los países miembros de la OCDE, 12.1 millones más que antes de la crisis. A nivel mundial, se estima que 202 millones de personas están desempleadas, y muchas más con trabajos precarios y mal pagados.

El informe, Perspectivas del Empleo 2014 de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, prevé que el desempleo se mantendrá por encima de los niveles previos a la crisis en la mayoría de los países de la OCDE, a pesar de una ligera disminución en el resto de 2014 y de 2015, de acuerdo a un nuevo reporte de la OCDE.

“Las tasas de desempleo en promedio disminuirán ligeramente en los próximos 18 meses en el área de la OCDE, del 7.4% a mediados de 2014 a 7.1% al final de 2015”, señala el reporte.

El informe también analiza el impacto de la crisis sobre los salarios. Así, el incremento del salario real ha llegado a un virtual estancamiento desde 2009 y en realidad los salarios han caído en varios países entre 2% y 5% por año en promedio, incluso en Grecia, Portugal, Irlanda y España.

Destaca que el crecimiento más lento de los salarios reales y recortes salariales en algunos casos, da como resultado dificultades para los trabajadores de bajos salarios.

“Mientras que los recortes salariales han ayudado a contener la pérdida de empleos y restaurar la competitividad de los países con grandes déficits antes de la crisis, nuevas reducciones pueden ser contraproducentes y ni crear empleos ni impulsar la demanda”, dijo el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, durante el lanzamiento del informe en París.

Gurría llamó a los gobiernos alrededor del mundo, incluyendo las principales economías emergentes a enfocarse en fortalecer el crecimiento económico y la forma más efectiva es a través de reformas estructurales para mejorar la competencia en mercados de bienes y servicios, pues, dijo, es la forma de impulsar la inversión, la productividad, los empleos, los ingresos y el bienestar.

 

¿En el tope del desempleo?

El informe indica que el desempleo de largo plazo probablemente ha alcanzado su pico, pero sigue siendo una preocupación importante pues más de 16 millones de personas – más de uno de cada tres de los desempleados – han estado sin trabajo durante 12 meses o más en el primer trimestre de 2014, casi el doble que en el inicio de la crisis.

En los países más afectados, en particular en el sur de Europa, esto ha conducido a un aumento del desempleo estructural que no se revertirá automáticamente por un repunte en el crecimiento económico, advierte la OCDE.

 

Siguientes artículos

Fibra Terrafina anuncia oferta de títulos por 400 mdd
Por

Los papeles a ofertar son parte de una emisión de 280 millones de Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios (CBF...