Economistas de HSBC modificaron sus expectativas sobre la trayectoria de las tasas de interés de Estados Unidos y ahora prevén que la Reserva Federal (Fed) las aumente en dos ocasiones más ante los costos de endeudamiento durante el año.

El banco había estimado anteriormente que el banco central de EU realizaría un sólo incremento adicional, pero con esta proyección se ubica en línea con el consenso de estimaciones del mercado, aunque aún se coloca en el espectro de política expansiva de los cálculos.

Asimismo, HSBC prevé que la tasa de fondos federales no superará el umbral de 1.625% al menos hasta el próximo año.

“Dado el cambio en las percepciones de los miembros del FOMC (el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed), modificamos nuestras previsiones a dos nuevas alzas de tasas para este año, en junio y en septiembre”, detalla un reporte del banco este lunes.

PUBLICIDAD

Te puede interesar: Fed, la principal amenaza para la economía global: Jim Rogers

Además anticipa que la Fed elevará las tasas nuevamente en el primer trimestre del próximo año, tal como esperaba anteriormente, antes de tomar una pausa para evaluar los efectos de la política monetaria más ajustada en la economía estadounidense.

A mediados de este mes, la Fed subió su tasa clave 0.25%, para dejarla en un rango de entre 0.75% y 1%. El banco central realizó un incremento en 2015 y otro en 2016, para dejarla en un nivel no visto desde la crisis financiera de 2008.

La postura de la política monetaria sigue siendo acomodaticia, apoyando así un mayor fortalecimiento de las condiciones del mercado de trabajo y un retorno sostenido a una inflación de 2%, señaló la Fed.

La política acomodaticia de la entidad que dirige Janet Yellen comenzó para contrarrestar los efectos de la crisis financiera en Estados Unidos, derivada de una burbuja inmobiliaria que afectó a todas las economías del mundo, incluida la de México.

Dicha tasa fija el interés que se pagará en los créditos de corto plazo, es decir, el costo del dinero que prestan los bancos en la principal economía del mundo. Esta medida es una de las herramientas que tiene la institución para controlar la inflación.

Al subir la tasa, se desincentivan los créditos, el consumo y las inversiones físicas, pero impulsa el ahorro, además, los capitales extranjeros ven más atractivo al país ante el pago de mayores intereses y eso evita una mayor depreciación de una moneda por fuga de capitales.

 

Siguientes artículos

Unión Europea condiciona la fusión de DuPont y Dow
Por

Las empresas químicas estadounidenses Dow Chemical y DuPont emplean a casi 3,000 personas tan sólo en España.