La delincuencia organizada está extorsionando empresarios gasolineros para que vendan combustible robado, también conocido como huachicol, reveló la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

“Es un tema muy complicado porque han secuestrado familias de empresarios gasolineros”, admitió su presidente, Roberto Díaz de León, durante su participación en el foro Energy México 2019 Oil & Gas Power.

El empresario reconoció que hay presiones en algunas regiones focalizadas por parte de la “delincuencia organizada” para que comercialice combustible robado de los ductos.

Lee también: Estos son los grupos que roban los combustibles de Pemex

Los estados que concentran el robo de gasolina y diésel son Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Jalisco y Estado de México, que concentran el 60% de la ordeña ilegal de ductos, de acuerdo con datos de Pemex.

“Se ha platicado con Pemex, pero cuando el franquiciatario hace esto (vender combustible robado) pierde la propiedad legal del punto de venta”, declaró.

Onexpo ha respaldado la estrategia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador contra el robo de combustibles, un delito que costó 66,700 millones de pesos a Pemex durante 2018.

“El huachicol es nuestro principal competido ilegal”, agregó Díaz de León.

Te interesa:

Huachicoleros no se dejan intimidar por explosión, regresan a Tlahuelilpan

 

 

Siguientes artículos

Coca-Cola
Exigencias laborales en Matamoros llegan a embotelladora de Coca-Cola
Por

Unos 100 trabajadores de una filial de Arca Continental hizo hoy un paro laboral; una parte ya retomó actividades.