Platicamos con Jaco Zheng Liangcai, el jefe de Huawei para el norte de América Latina, acerca del crecimiento de su empresa y sobre la percepción que existe en torno a la supuesta mala calidad de los productos de su país. Ellos, a lo largo del tiempo, han logrado cambiar la opinión de los expertos más quisquillosos. Y dice que no, que no que no quieren comprar parte de América Móvil.

 

 

Jaco Zheng Liangcai es el presidente para la región norte de América Latina de Huawei, y es uno de los personajes clave de esta empresa que se ha posicionado como una de las firmas asiáticas con más presencia global. En realidad, es la única china en el ranking de Interbrand de las 100 marcas más valiosas del mundo. Este año, y por primera vez, fue incluida en la lista; se ubica en el sitio 94 y fue valua­da en 4,313 millones de dólares (mdd).

PUBLICIDAD

Huawei vale más que Pizza Hut, Hugo Boss, Nokia, GAP o Nintendo, de acuerdo con Interbrand, en una lista que domina Apple. La firma de la manzanita ocupa el primer lugar, al estar valuada en 118,863 mdd. En segundo lugar está Google, con 107,439 mdd; y en tercero, Coca-Cola, con 81,563 mdd.

Interbrand recuerda que Huawei es el tercer fabricante más importante de smar­tphones en el mundo y uno de los motores globales de las comunicaciones y las redes.

Enfocados en innovación y en una agre­siva globalización, Huawei estratégicamente utiliza sus recursos de acuerdo con la deman­da del mercado, dicen los creadores del ran­king Best Global Brands. “Como testamento del éxito de su estrategia —la multinacional de las redes y las telecomunicaciones—, se está convirtiendo rápidamente en líder en Améri­ca Latina y el Centro de Asia, y en uno de los principales jugadores en Europa y Canadá”.

Jaco tiene menos de 40 años y es reconocido entre sus empleados por ser un personaje sencillo, que prefiere andar sin corbata y que se mueve rápida­mente de país en país, para que la estrategia de su compañía no deje de fluir.

Acaba de regresar de Miami, también es­tuvo en República Dominicana, en Cancún y en otras ciudades más. Es un día lluvioso en la capital mexicana, pero también de suerte ya que Jaco está en México y puede recibirnos para charlar en la pecera gigante que tiene dentro de una de las torres de Plaza Carso. Así es, dentro del complejo de comercios y oficinas de Carlos Slim, uno de sus principales clientes en la región.

Le recuerdo en ese sentido que hay muchos rumores alrededor de su relación de negocios con Slim; uno de ellos tiene que ver con la desincorporación de ciertos activos que anun­ció el pasado julio, para dejar de ser preponde­rante en el mercado mexicano. El Consejo de Administración de América Móvil ha decidido la desincorporación y venta de ciertos activos a favor de algún nuevo operador indepen­diente, fuerte, con experiencia en el sector de las telecomunicaciones y con alta capacidad económica y técnica, informó la empresa a la Bolsa Mexicana de Valores. También se sepa­rarán los sitios celulares (radiobases) de Telcel, incluyendo las torres y demás infraestructura pasiva asociada a los mismos para su opera­ción y comercialización a todo interesado.

Los rumores no son noticia, por lo tanto, le preguntamos si están interesados en com­prar los activos de América Móvil.

“Antes que nada, debo ser muy claro: Huawei no está interesado en comprar operaciones, Huawei no entra en los servi­cios de telecomunicaciones como operador porque no competimos directamente con nuestros clientes. No hay forma. Huawei es un proveedor de tecnología, no vamos a entrar a la operación de servicios. Convertir­nos en un carrier, nunca”.

 

* * *

En los primeros seis meses del año, Huawei vendió 21,800 mdd; esto fue 19% más que lo registrado en el mismo lapso de 2013.

Jaco recuerda que Huawei desarro­lla tecnología para la información y las telecomunicaciones, de principio a fin. Trabajan en todos los países, con más de 150,000 empleados.

Por ejemplo, México es el cuartel general para el norte de América Latina. Desde aquí se supervisan las operaciones de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Venezuela, Colom­bia, Cuba, República Dominicana y Puerto Rico. En total, son 19 oficinas regionales y tres centros de investigación y desarrollo en la región que supervisa Jaco, y a más de 5,000 trabajadores bajo su cargo.

Huawei está en las telecomunicaciones, en el desarrollo de redes 2G, 3G, 4G y en el futuro 5G (de hecho ya tiene la tecnología, y en uno de sus centros de exhibición de Beijing hace demostraciones). Está metida en la fibra, tecnología IP, óptica, software, hardware, servicios y también en el área de Data Centers, servidores, almacenamiento y cloud. Y en el sector de consumo está presente con smar­tphones, tabletas y smartwatches.

Hablando globalmente, son 22,000 mdd de ventas en el primer semestre, por lo que la expectativa es vender en todo el año entre 45,000 y 46,000 mdd, un crecimiento signi­ficativo frente a 2013, y tomando en cuenta que la crisis económica continúa presente en nuestras vidas.

Huawei en América Latina está creciendo a una velocidad más rápida que el merca­do global, dice Jaco. Para la primera mitad calcula un crecimiento de más de 20% en ventas, al compararlas con el mismo periodo de un año antes.  Las ventas en México sumaron 804 mdd en 2013.

El tráfico en telefonía celular en América Latina, agrega Jaco, creció 66% este año. Éste también es un crecimiento mayor al ritmo global.

“Somos la empresa fabricante de equipos de telecomunicaciones más grande del mundo [por encima de Ericsson desde 2012], la número uno”, acepta Jaco. “Pero no necesariamente si ves cada sector, es muy difícil decir cuál es el número uno o cuál es el número dos. Por número sí, pero todavía respetamos a Ericsson, que son muy fuertes en telecomunicaciones”.

Jaco dice que es una gran competencia la que se vive, a tal grado que ellos tienen 70,000 trabajadores en áreas de Investi­gación y Desarrollo, en 16 centros en el mundo (Alemania, Suecia, eu, Francia, Italia, India y China, entre ellos). Durante 2013, reitera el ejecutivo, gastaron 5,000 mdd en este campo.

Hablando globalmente, cuando un tercio de la población habla por teléfono o navega en Internet, está usando tecnología de Huawei. “Aquí en México, 40%. Cuatro de cada diez que hacen llamadas, o que van a Internet, usan tecnología de Huawei”, presume Jaco.

reuters-huawei2_buena

* * *

El año pasado, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, recibió en su residencia a su homólogo Xi Jinping. Los presidentes inter­cambiaron visitas y estrecharon sus lazos, relanzado diálogos de alto nivel entre las dos naciones. Se habló de cimentar una asociación estratégica, para luego acceder a una fase de desarrollo.

Se empujó la relación económica y comercial.

“Globalmente hablando, las telecomuni­caciones se han convertido en una industria muy estratégica para cualquier gobierno”, dice Jaco. “Porque es una tecnología muy importante para mejorar la vida de la población. Hoy las telecomunicaciones son como el agua y la electricidad”.

La tecnología es como un derecho humano fundamental y las telecomunica­ciones resuelven muchos de los retos de los gobiernos. Por ejemplo, cuando hablas de educación, de medicina y de muchos retos que se presentan a diario.

“Esto sostiene el crecimiento en el fu­turo. Los gobiernos están muy al tanto de la industria. Por lo tanto, hemos sido muy bien recibidos por todos los gobiernos, incluyendo el gobierno de México. En todos lados, con la excepción de Estados Unidos”.

En Estados Unidos está prohibido que Huawei participe en licitaciones públicas de equipo de telecomunicaciones. Había un debate entre autoridades locales que acusaban a las firmas chinas de ser un riesgo para la seguridad de la información que ellos utilizaban. Temían que Huawei y otras firmas que implementaran infraes­tructura, compartieran secretos o infor­mación almacenada con el gobierno chino; tal como ellos hacen con sus programas cibernéticos y sus ejércitos de hackers.

Guo Ping, el CEO de la empresa de teleco­municaciones más grande del planeta, dijo recientemente a la bbc que la prohibición de Estados Unidos no era muy importante. “Si no están listos, podemos esperar”, dijo el jefe de Huawei.

 

* * *

“Siete por ciento de la población mexicana usa teléfonos de mi empresa, en mi región, 12% de los usuarios de smartphones son de Huawei. En Costa Rica, Colombia y Vene­zuela, por ejemplo, somos los número uno en smartphones”, dice Jaco Zheng.

“También logramos un crecimiento sos­tenido en el Grupo de Negocios de Consu­mer, gracias al incremento de nuestro brand awareness y a la venta de smartphones a nivel mundial. Nuestro teléfono flagship, el Huawei Ascend P7, se vende en más de 70 países y regiones”, agregó Cathy Meng.

Jaco Zheng Liangcai dice que ellos tienen ventajas naturales, pues al desarrollar tecno­logía de punta para infraestructura de comu­nicaciones naturalmente son muy sensibles a la calidad de voz, conexiones, velocidad de Internet y duración de batería.

Interbrand dice que su producto Ascend ilustra claramente cómo trabaja la compañía en cambiar su imagen, de un fabricante de móviles baratos, es decir, de una alternativa de bajo costo, a una marca premium.

“La estrategia parece que está dando resultados. ¿La prueba? Huawei se mantiene como la tercera marca de smartphones glo­bal y está creciendo rápidamente”, justifican los investigadores del Best Global Brands 2014.

 

* * *

En México, Huawei tiene 1,400 empleados, cinco oficinas en la Ciudad de México, una oficina en Monterrey, Nuevo León, y un Centro de Manufactura y Distribución en Guadalajara, Jalisco, de donde salen más de 1,000 mdd de productos anualmente. Además, invertirá unos 1,500 mdd en los próximos años para construir su Centro Global de Atención Técnica, un centro regional de operación de redes, otro de capacitación y uno más de alojamiento de datos en Querétaro.

El año pasado, las ventas en México alcanzaron los 800 mdd y la compañía invirtió aquí 278 mdd, cifra que este año podría incrementarse por lo menos 10%. Jaco Zheng Liangcai dice que invier­ten en este país 300 mdd anualmente, en promedio.

En ese sentido, aclara que sus inversio­nes no son resultado de un Mexican Mo­ment o de las relaciones que actualmente se tejen con el gobierno de su nación. Esto, sostiene, es parte de un plan de largo plazo que se ejecuta desde hace años.

Tienen confianza en la industria de las telecomunicaciones, una de las más importantes industrias del mundo. Todo el mundo necesita hacer grandes cambios para mejorar la vida de la población, en todas par­tes; por eso consideran que tienen muchas oportunidades de seguir creciendo.

“La estrategia de Huawei en materia de inversiones continúa como de costumbre”, dice Jaco Zheng Liangcai. “Pero sí vemos que la relación económica de China y Méxi­co ha mejorado mucho”.

Así, observan muchas oportunidades para las empresas de ambos países. Él es miembro de un grupo donde compañías como Pemex y Huawei se sientan a platicar acerca de cómo pueden eliminar barreras y mejorar la inversión.

Su recomendación es que el gobierno participe más en proyectos de telecomuni­caciones y tecnología. Hay limitaciones en los acuerdos de libre comercio, por lo tanto, algunos proyectos están bloqueados. “Creo que eso debe cambiar”, afirma.

Jaco Zheng Liangcai dice que si los representantes de México tienen oportu­nidad, deben visitar el cuartel general de Huawei en China, sus centros de Desarrollo e Investigación. “Para que nos conozcan mejor”. También sugiere experimentar con los servicios de telecomunicaciones en China, cambiar ideas con los oficiales chinos encargados de las comunicaciones. ¿Cómo podemos hacer en México para ofrecer me­jores servicios a todos los mexicanos? Dice que tienen el deseo de trabajar más de cerca con el gobierno para hacer que esto pase. “Estamos aquí y aquí nos quedaremos”.

huawei_reuters_buena1

 

Siguientes artículos

Review: LG G3, la sorpresa de la temporada
Por

El buque insignia del fabricante coreano para esta temporada es un teléfono que bien puede definirse con un solo adjetiv...