Huawei presentó una demanda ante un tribunal federal de Estados Unidos para impugnar la constitucionalidad de una fracción legal bajo la cual el Congreso de ese país ha bloqueado el crecimiento de la compañía china.

La demanda va contra la sección 889 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2019, la cual prohíbe al gobierno hacer compras de equipos y servicios de Huawei, así como contratar u otorgar subvenciones o préstamos a los clientes de la firma. 

El argumento del Congreso estadounidense para imponer las restricciones es que el gobierno chino podría hacer labores de espionaje por medio de equipos de Huawei.

“El Congreso de Estados Unidos ha fallado repetidamente en presentar pruebas que respalden sus restricciones impuestas a los productos de Huawei, por lo que nos vemos obligados a tomar esta acción legal”, dijo Guo Ping, presidente rotativo de Huawei, de acuerdo con un comunicado.

PUBLICIDAD

“Esta prohibición no solo es ilegal, sino que también bloquea a Huawei de participar en la competencia justa, dañando en última instancia a los consumidores estadounidenses”.

La demanda fue presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Plano, Texas. 

Lee también: Huawei reta a Estados Unidos: no podrá aplastarnos

Song Liuping, jefe de asuntos jurídicos de Huawei, indicó que la sección 889 se basa en “numerosas proposiciones falsas, no probadas y no verificadas”, y rechazó qué la empresa se encuentre bajo control o influencia de Pekín. 

“Hasta la fecha, Estados Unidos no han dado a conocer ninguna prueba contra Huawei en esta materia”, recriminó.

A su vez, John Suffolk, titular global de ciberseguridad y privacidad en Huawei, aseguró la firma asiática es la más abierta, transparente y escrutada en el mundo. 

Desde la perspectiva de Huawei, se agregó en el comunicado, las medidas restrictivas impiden que la empresa proporcione tecnologías 5G más avanzadas a los consumidores estadounidenses, lo que retrasará el despliegue comercial de la red 5G.

“De acuerdo con las previsiones de fuentes de la industria, de permitir a Huawei competir en el mercado, se reducirían en 15% a 40% los costos de la infraestructura de telefonía móvil, ahorrado por lo menos 20,000 millones de dólares a los operadores en Estados Unidos durante cuatro años”, apuntó la firma china.

Guo Ping agregó que la empresa está dispuesta a abordar las preocupaciones de seguridad del gobierno de Estados Unidos y trabajar en conjunto para resolver los verdaderos problemas de seguridad cibernética.

 

Siguientes artículos

Huawei prepara ofensiva legal en la guerra que EU desató en su contra
Por

Además de una demanda contra Estados Unidos, Huawei busca reforzar sus relaciones públicas fuera de China.