Debido a que los trabajadores del tren subterráneo suspendieron actividades indefinidamente el jueves, los cuatro millones de personas que usan diariamente el transporte salieron a las calles con sus vehículos, lo que provocó 239 kilómetros de embotellamientos viales.

 

Reuters

SAO PAULO – Una huelga de empleados del metro de Sao Paulo dejó a millones de personas a pie y causó un infierno de tráfico en la mayor ciudad de América Latina a menos de una semana del inicio del Mundial.

PUBLICIDAD

La falta del metro usado diariamente por más de cuatro millones de personas en Sao Paulo hizo que muchos sacaran el viernes sus autos a la calle, provocando 239 kilómetros de embotellamientos, uno de los peores en la historia de la ciudad con problemas crónicos de tráfico.

La policía usó bombas de gas lacrimógeno para dispersar a un grupo de huelguistas que intentaban impedir la apertura de una estación en el centro de la ciudad.

Cientos de personas abarrotaban los andenes de la nueva estación junto al estadio Arena Corinthians, donde Brasil y Croacia abrirán el 12 de junio el Mundial.

La huelga en el metro, que comenzó el jueves, refuerza el clima de descontento popular debido a los astronómicos gastos para el Mundial en un país que carece de educación, salud y transporte públicos de calidad.

Varios sindicatos brasileños están aprovechando la cercanía del torneo para presionar al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y las administraciones locales por aumentos salariales.

Y la cosa podría haber sido peor.

Las autoridades lograron desactivar a último minuto una protesta del Movimiento de los Trabajadores sin Techo, que amenazaba con bloquear en la tarde del viernes el acceso al estadio donde Brasil enfrentará a Serbia en su último amistoso antes del Mundial.

 

Siguientes artículos

Draghi hunde a Europa… y Banxico aquí no ayuda
Por

Lo que necesitamos en el mundo y en el país es más ahorro –interno y externo, no deudas; más inversión privada y menos g...