De cara a las elecciones presidenciales de El Salvador, que serán llevadas a cabo el 3 de febrero, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi)  analizó los planes de gobierno de los partidos en contienda, por los cuales mostró preocupación por la debilidad en las propuestas fiscales, lo que anticipa la inviabilidad financiera de las promesas de campaña.

Al revisar las propuestas para impulsar el crecimiento económico sostenible de los partidos Arena, Gana y Vamos,  que se decantan por los asocios públicos privados, y el FMLN, que apuesta por el impulso de polos de desarrollo, incluyendo las Zonas económicas especiales, como también los hace el partido Vamos, el Instituto consideró que las metas propuestas son poco realistas.

Lo anterior lo concluyó el Instituto al tomar en cuenta las limitantes estructurales del país centroamericano como el rezago tecnológico, la poca complejidad económica, la pobreza, la inseguridad, entre otras.

En el tema de construcción de la igualdad, en el que todos los partidos, con excepción del FMLN, priorizan el incremento de la cobertura de la educación inicial con el apoyo del sector privado, el Icefi lamenta que los partidos no establezcan metas, costos ni fuentes de financiamiento, lo que imposibilita determinar la viabilidad de cualquier intento de cerrar las actuales brechas actuales en la provisión de bienes y servicios públicos.

PUBLICIDAD

Sobre las propuestas del Estado efectivo, a pesar de que todos los partidos coinciden en la eliminación de la partida secreta, que fue declarada inconstitucional desde 2010, el Instituto considera que son insuficientes.

Puedes leer: Estas son las propuestas de los candidatos a la presidencia de El Salvador

En cuanto a las propuestas para solucionar la fragilidad de las finanzas públicas, el Icefi consideró que los planes de gobierno presentados conforme a la carencia de respaldo técnico sobre los costos de todas ellas y de los ingresos que obtendrían con las medidas propuestas, y tomando en cuenta la crítica situación fiscal, corren el riesgo de ser inviables desde la óptica financiera.

Por todo lo anterior, el Instituto invitó a que las coincidencias en las propuestas sean las bases para la constitución de un acuerdo de Nación, donde se identifiquen las metas, los costos y las fuentes de financiamiento necesarias para hacerlas realidad y recordó que “independientemente de los resultados, los problemas fiscales que atraviesa el país requieren que los diversos partidos políticos y la sociedad en su conjunto trabajen en acuerdos políticos que permitan construir una política fiscal transparente y progresiva, que contribuya a un crecimiento económico sostenible, potencie la construcción de la igualdad y cimente las bases de un Estado democrático y efectivo”.

 

Siguientes artículos

Encuestas salvadoreñas dan ventaja a partidos opositores
Por

De acuerdo a los resultados de la casa encuestadora Marketing & Tendencias y del Centro de Estudios Ciudadanos de la...