Datos de la Oficina Federal de Estadísticas mostraron que las importaciones desestacionalizadas aumentaron en un 4.5% en junio frente al mes anterior.

 

Reuters

BERLIN  – Las importaciones alemanas subieron en junio a su ritmo más acelerado en más de tres años, lo que sugiere que la demanda interna en la mayor economía de Europa se mantiene fuerte frente a las crisis políticas en el extranjero.

PUBLICIDAD

Datos de la Oficina Federal de Estadísticas mostraron que las importaciones desestacionalizadas aumentaron en un 4.5% en junio frente al mes anterior, rebotando desde una fuerte caída en mayo.

Este fue el mayor aumento intermensual desde noviembre del 2010.

Las exportaciones crecieron en un 0.9%. Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado un alza del 1.7% en las importaciones y un aumento del 0.5% en los envíos al exterior.

“El rebote de las importaciones muestra que hay cierta resistencia de la demanda interna y las exportaciones se mantuvieron estables – el gran desplome que algunos habían anticipado aún no ha ocurrido, por lo que hay más para las exportaciones alemanas que sólo Rusia”, dijo Carsten Brzeski, economista de ING.

 

Siguientes artículos

Reforma energética casi aprobada, ¿y ahora qué sigue?
Por

La parte escrita de la reforma energética está casi terminada. Le espera un gran trabajo a Pemex, a los organismos regul...