México es sede de millonarias inversiones por parte de armadoras como la estadounidense Ford, sin embargo, las políticas que pretende poner en marcha el presidente estadounidense electo, Donald Trump, podrían generar estragos arancelarios en la industria automotriz, de acuerdo con especialistas en el tema.

Durante su campaña electoral, el republicano afirmó que, en caso de ganar la presidencia, las compañías que han trasladado empleos a México pagarían un impuesto de hasta 30% para vender sus productos en el mercado estadounidense.

En mayo de este año, durante las elecciones primarias en Indiana, Trump reafirmó sus intenciones de modificar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Iremos a todos los estados, no vamos a dejar que las compañías se vayan a producir a otros países y luego vuelvan a vender los productos, no va a pasar, traeremos de regreso nuestros empleos y los mantendremos. Habrá consecuencias serias si las compañías se van del país”, comentó.

PUBLICIDAD

Juan Francisco Torres Landa, socio director del despacho Hogan Lovells y especialista en temas del sector automotriz, afirmó que una modificación en el TLCAN podría afectar a la industria, sobre todo por lo relacionado con preferencias arancelarias.

Agregó que para el futuro inmediato no se ve la salida de armadoras, ya que es una decisión de largo plazo, sin embargo, en un futuro no se descartan ajustes en la operación por parte de las empresas.

Te puede interesar: Ford dice que buscará trabajar de la mano con Trump

Las cadenas de producción, suministro, entrega y logística de las armadoras que tuvieran que dejar México se verían afectadas, pues diversas operaciones no se pueden realizar dentro de Estados Unidos por temas de costo y eficiencia, dijo el especialista.

“La opción para algunas empresas tendría que ser mover las operaciones, sin embargo, Canadá, China o incluso Sudamérica son opciones más costosas para las compañías”, dijo.

Por su parte, Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, advirtió que “ahora sí podría dar marcha atrás al TLC, pues Trump sólo necesita aprobación del congreso y avisar con seis meses de anticipación a México y Canadá”.

Estados Unidos es el principal país al que México envía vehículos ligeros, pues representa el 77% del total de las exportaciones, seguido por Canadá con el 9.1% y Alemania con el 2.9%, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) de enero a octubre de este año.

En 2015, México fue el primer proveedor externo de vehículos en el mercado estadounidense con ventas por 75,000 millones de dólares, el 26% del total de las importaciones automotrices de Estados Unidos, según datos recabados por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En anterior conferencia de prensa, Fausto Cuevas, director general de la AMIA, señaló que hay acuerdos bilaterales que deben cumplirse, por lo que no se ve un cambio inmediato. “No vemos cambios radicales a lo que tenemos ahora”, indicó.

En octubre, las exportaciones de vehículos ligeros en México aumentaron 4%, no obstante, en el acumulado de 2016 se reportó una disminución de 1%. De enero a octubre de 2016, se enviaron al extranjero 2.3 millones de unidades, 22,155 vehículos menos que en el mismo periodo del año previo.

Te puede interesar: México exporta 22,000 vehículos menos hasta octubre

 

Siguientes artículos

Canadá está listo para renegociar TLCAN con Trump
Por

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, telefoneó al magnate inmobiliario el pasado 9 de noviembre para felicitarl...