Las pérdidas por el robo de gas Licuado de Petróleo (LP) contabilizan 1,102 millones de pesos (mdp) mensuales, 7,000 mdp en lo que va de 2018.

770 millones en pérdidas provienen de ductos de Pemex y los 330 mdp restantes corresponden a las empresas gaseras en el hurto de pipas y camiones, reveló Luis Landeros Martínez, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo (ADG).

El robo del combustible, que usa 80% de los hogares mexicanos, se concentra en los estados de Puebla, Tlaxcala y Veracruz, zona conocida como el triángulo rojo, donde las pérdidas ascienden a 460 mdp mensuales.

También puedes leer: Precio del gas LP aumentó 21% durante julio

PUBLICIDAD

De 2017 a la fecha, las empresas gaseras han reportado el robo de 200 unidades de transporte, con una tasa de recuperación menor a 10%, detalló Jaime Ayala, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas), en conferencia de prensa.

El robo representa 58,000 toneladas a nivel nacional y 23,000 toneladas en la región centro.

La industria advirtió que si la situación continua, se perderán 14,000 empleos formales directos y 50,000 indirectos.

Ayala agregó que se han cerrado 17 rutas en el primer semestre y esperan cerrar el año con 34 clausuradas.

Los directivos pidieron al próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador y su cerebro energético, Rocío Nahle, sentarse con ellos y trazar una estregia para atacar el problema.

“Para eso queremos sentarnos con ellos”, agregó Landeros.

 

Siguientes artículos

Se viene un bache en la economía y AMLO lo tendrá que enfrentar: IDIC
Por

Este instituto calcula que el crecimiento económico del país se situará entre 1.5 y 2.2% este año, mientras que en 2019...