El Departamento de Trabajo dijo que su índice de precios al consumidor (IPC) se ubicó en 0.3%, luego de aumentar 0.4% en mayo.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que su índice de precios al consumidor (IPC) se ubicó en 0.3% el mes pasado, luego de aumentar 0.4% en mayo.

El nivel se debió a un alza en el costo de la gasolina y otros bienes, en una nueva señal de un avance de la inflación que fortalece la perspectiva de un incremento en las tasas de interés este año.

El incremento de junio impulsó la tasa del IPC interanual a territorio positivo por primera vez desde diciembre.

La tendencia de caída en los precios conducida por la energía parece haber terminado. Un reporte el miércoles mostró que los precios al productor aumentaron en junio por segundo mes consecutivo.

La presión firme de los precios, junto con un mercado laboral en ajuste y una mejora en el sector inmobiliario podrían dar confianza a la Reserva Federal de que la inflación gradualmente subirá a su meta del 2%.

En 12 meses a junio, el IPC aumentó 0.1% tras mantenerse estable en mayo. Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el IPC aumentaría 0.3% frente a mayo y 0.1% respecto del año anterior.

El denominado IPC subyacente, que elimina los volátiles costos de los alimentos y la energía, aumentó 0.2% el mes pasado, luego de subir 0.1% en mayo.

En 12 meses hasta junio, el IPC subyacente trepó 1.8% después de una subida de 1.7% en mayo.

En junio, los precios de la gasolina aumentaron 3.4%, después de trepar 10.4% en mayo. Los precios de los alimentos subieron 0.3%, su mayor alza desde septiembre de 2014.

 

Siguientes artículos

El negocio al que (sí) le conviene la inseguridad
Por

La inseguridad no ha sido mala para todos: Intec, empresa de sistemas de comunicación y vigilancia para el hogar, regist...