Durante septiembre, el índice de precios al consumidor avanzó un 0.2%, debido a un alza del 0.1% en los componentes de energía, reportó el Departamento de Trabajo.

 

Reuters

WASHINGTON  – Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron modestamente en septiembre, pero hubo pocas señales de inflación subyacente en la economía, lo que debería dar a la Reserva Federal más espacio para mantener sus compras mensuales de bonos.

El Departamento de Trabajo dijo que su Indice de Precios al Consumidor subió un 0.2% el mes pasado debido a un repunte de los costos de la energía, tras avanzar un 0.1% en agosto.

En 12 meses hasta septiembre, el IPC aumentó un 1.2%, el menor incremento desde abril. En el año a agosto, avanzó un 1.5%.

Los economistas consultados por Reuters estimaban que los precios al consumidor subieran un 0.2% el mes pasado y un 1.2% en la comparación interanual.

Al excluir los volátiles componentes de energía y alimentos, el llamado IPC subyacente subió un 0.1%, avanzando en la misma medida por segundo mes consecutivo.

 

Siguientes artículos

Empleo privado en EU se desacelera
Por

En octubre se crearon 130,000 puestos, cifra menor a la estimada por analistas que esperaban un alza a 150,000 ocupacion...