Los miembros de la junta de gobierno votaron por reducir la tasa de referencia, menos uno, que consideró que la meta de los precios aun está lejos.

 

La semana pasada todos los miembros de la junta de gobierno del Banco de México (Banxico) votaron a favor de reducir la tasa de referencia, a excepción de uno, que expresó su desacuerdo pues, aseguró, aún no se alcanza la meta inflación de 3%, esto de acuerdo con lo publicado hoy en las minutas del banco central.

La junta de gobierno de Banxico, integrada por el gobernador Agustín Carstens y los subgobernadores Manuel Sánchez González, Javier Guzmán Calafell, Manuel Ramos Francia y Roberto del Cueto, discutieron sobre la situación de la economía mexicana e internacional antes de tomar la decisión y comentaron que bajando la tasa de interés se facilitaría el ajuste de la economía a un entorno de menor crecimiento e inflación.

PUBLICIDAD

Sin embargo, uno de los miembros discrepó y advirtió que los beneficios no son tan claros y, al contrario, señaló que la reducción del costo del crédito era riesgoso, pues la inflación aun no llegaba al objetivo y si ésta repuntaba, tendría que ajustarse la tasa nuevamente.

Los demás miembros, que nunca son identificados en las minutas que publica Banxico, coincidieron que la reducción de la tasa clave sería una sola vez, pero remarcaron que se seguiría en todo momento la evolución de la situación económica y la política monetaria se ajustaría en caso de ser necesario.

“La mayoría de los miembros de la junta afirmó que la inflación ha venido mostrando un proceso de convergencia hacia su meta”, indica el documento, y agrega que uno de los miembros discrepó y aseveró que “el análisis de los datos no permite concluir que se ha observado un cambio estructural de la inflación o de sus expectativas y que la convergencia al 3% parece aún lejana”.

Pero los demás reviraron que si se mantenía la tasa de referencia en 4.5%, en un entorno de relajamiento monetario esperado  en varias economías, se daría un “endurecimiento innecesario” de las condiciones monetarias, provocando una entrada desproporcionada de flujos de capital que podría provocar distorsiones en los precios de los activos.

 

 

Siguientes artículos

¿Qué dice el mundo sobre México hoy?
Por

La apertura del sector de las telecomunicaciones, la alianza entre El Financiero y Bloomberg, así como la Mexico Economi...