El gobernador del Banco de México afirma que mantener bajo control el aumento de precios será fundamental para enfrentar una eventual reversión de capitales.

 

Mantener la inflación por debajo de 4% es un factor clave para hacer frente a una reversión de capitales, por lo que el Banxico vigilará de cerca al indicador para dar certeza a la inversión y evitar una migración cuando se normalicen las condiciones monetarias en las economías desarrolladas.

Con esta premisa, Agustín Carstens, gobernador del banco central mexicano, se dirigió a los representantes del sector asegurador en la 23 Convención de la AMIS.

PUBLICIDAD

“Las tasas empezarán a subir y habrá una reversión. Estamos en aguas no navegadas porque no es un fenómeno que haya ocurrido antes. Debemos trabajar en generar las condiciones para que la inversión se mantenga”.

Carstens afirmó que los factores que elevaron los precios en los últimos meses han sido estacionales, por lo que no se prevé un impacto en precios de largo plazo, al contrario, se espera que el indicador termine el año por debajo de 4%

Crecimiento de 6%

Con respecto al entorno económico México ya no se verá beneficiado por una eventual mejora en el panorama global, por lo que ahora deberá trabajar en reformas estructurales.

El funcionario afirmó incluso que con las reformas necesarias. El país podría alcanzar tasas de crecimiento sostenible de 6%.

 

 

Siguientes artículos

Krugman: deuda y pensiones, la otra cara de la crisis
Por

Los altos costos del financiamiento soberano han agudizado la crisis financiera, advierte el Premio Nobel de Economía 20...