Las ventas mayoristas se desplomaron 3.1% en enero, la mayor contracción desde marzo de 2009, tras descender 0.9% en diciembre.

 

Reuters

Los inventarios mayoristas de Estados Unidos (EU) subieron imprevistamente en enero y las ventas registraron su mayor declive desde 2009, dijo el Departamento de Comercio.

Con esto, el número de meses que se requeriría para agotar las existencias aumentó al máximo en más de cinco años y medio.

El departamento dijo que los inventarios mayoristas subieron 0.3%. Los inventarios mayoristas fueron revisados para mostrar un comportamiento sin cambios en diciembre.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban una lectura estable en enero tras el avance reportado anteriormente de 0.1%.

Las ventas de los mayoristas se desplomaron 3.1% en enero, la mayor contracción desde marzo de 2009, tras descender 0.9% en diciembre.

Al ritmo de ventas de enero se requerirían 1.27 meses para agotar las existencias, el máximo desde julio de 2009, y un alza desde 1.22 meses en diciembre.

Los inventarios son un componente clave de los cambios en el Producto Interno Bruto (PIB).

El alto ratio de inventarios sobre ventas sugiere que los mayoristas tienen pocos incentivos para reabastecer sus depósitos, lo que podría pesar sobre el crecimiento del PIB del primer trimestre.

El componente de los inventarios mayoristas que entra en el cálculo del PIB, existencias mayoristas sin contar autos, avanzó 0.2%.

El reporte se conoció poco después de unos datos de la semana pasada que mostraron que los inventarios de las manufactureras cayeron 0.4% en enero, el segundo mes seguido de bajas.

Eso se combinó con un gasto en construcción flojo en enero y debilidad en las exportaciones, que, junto con una evolución también poco favorable en las ventas de autos, llevaron a los economistas a reducir sus estimaciones del crecimiento del primer trimestre en hasta seis décimas de punto porcentual, incluso hasta 1,5 por ciento.

La economía se expandió a un ritmo de 2.2% en el cuarto trimestre, en gran medida contenida por una lenta acumulación de inventarios y un déficit comercial significativo.

El mal tiempo, la lentitud de la demanda global y una disputa en los puertos de la costa oeste, que ahora se resolvió, han limitado la actividad económica a comienzos de 2015.

Pero el enfriamiento de la actividad es visto como temporario y un repunte alentado por el consumo se anticipa para el segundo trimestre.

 

Siguientes artículos

El peso se desploma a un mínimo histórico frente al dólar
Por

A la par que ocurre la depreciación de la moneda mexicana, se está dando un alza en las tasas de interés de los valores...