Por Darrell Delamaide | Investing.com

La gran noticia de la reunión de la Reserva Federal del miércoles no fue la subida de los tipos de interés en un cuarto de punto porcentual, hasta un rango de entre 1.75 y 2.0%. Los mercados ya habían dado eso por hecho. La sorpresa de la reunión de ayer del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) estuvo en la novedad que deparó el denominado gráfico de puntos de la Fed, que apunta ahora hacia dos subidas más de los tipos de interés este año.

El último gráfico de la Fed mostraba que ocho de los 15 responsables de la política monetaria creen que los tipos de los fondos federales se situarán en el rango de entre 2.25 y 2.5% a finales de 2018, subiendo dos cuartos de punto con respecto al rango decidido el miércoles. Eso invierte la mayoría de 8-7 del anterior gráfico de puntos que se publicó en marzo, que indicaba sólo tres subidas de los tipos en 2018.

El anuncio oficial sobre la decisión de política monetaria y las declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, también fueron algo más agresivos e hicieron hincapié en la fuerza de la economía estadounidense y el debilitamiento de las presiones inflacionarias.

PUBLICIDAD

“El punto principal es que la economía va muy bien”, dijo Powell en la rueda de prensa de apertura de la reunión del FOMC. “La mayoría de las personas que quieren encontrar un puesto de trabajo lo están encontrando, y el desempleo y la inflación han descendido”.

Eso es lo que dice el anuncio oficial en cristiano, que siempre se analiza minuciosamente en busca de matices y este anuncio ha ofrecido, de hecho, su ración de matices. Por ejemplo, el crecimiento económico esta vez se describió como “sólido”, en lugar del más prudente “moderado” en el comunicado de mayo. El desempleo ha “descendido” considerablemente, en lugar de simplemente permanecer en niveles bajos. Los “ajustes” de los tipos de interés se han convertido en “subidas” directamente.

Como siempre, la clave de la política monetaria de la Fed es la inflación. Pero las autoridades de la Fed no prestan mucha atención al índice de precios al consumo (IPC) publicado por el Departamento de Trabajo, que indicaba un alarmante aumento del 2.8% en mayo.

Por el contrario, se basan en el gasto de consumo personal (PCE) que el Departamento de Comercio publica más tarde y prefieren la versión sin añadidos (el PCE subyacente) del que se excluyen los precios de los elementos volátiles como los alimentos y la energía. El PCE subyacente de abril fue de sólo un 1.8%, todavía por debajo del objetivo fijado por la Fed en el 2%.

Por lo tanto, el anuncio oficial del miércoles, que obtuvo la aprobación unánime del FOMC, indicó que la inflación se estaba “acercando” al objetivo “simétrico” del 2% a medio plazo. Simétrico indica que la Fed está dispuesta a sobrepasar el objetivo durante un tiempo porque la inflación ha sido baja durante mucho tiempo. Powell dijo que la opinión de la comisión sobre la inflación no había cambiado desde marzo y todavía no hay indicios de ninguna presión significativa.

La media de las previsiones de los miembros del FOMC estima una inflación subyacente del 2.0% en 2018, sin apenas cambios frente al 1.9% de marzo. Sube sólo hasta el 2.1% en 2019 y 2020, según las previsiones de los miembros. Los inversionistas tomaron nota del tono agresivo de la Fed y los índices de referencia de Estados Unidos cerraron cerca de sus mínimos intradía.

Bonos a 2 y 10 años de Estados Unidos

Además, el margen diferencial entre los bonos del Tesoro a 2 años y a 10 años se redujo aún más, acercándose a una inversión considerada indicio de recesión.

Las otras noticias han sido que el año que viene la Fed ofrecerá una rueda de prensa después de cada una de las ocho reuniones del FOMC, en lugar de una sí y otra no, como hace actualmente. Esto hace que cada reunión esté “viva”, porque por mucho que digan que no es así, la Fed nunca ha realizado un cambio de política monetaria en reuniones a las que no seguía una rueda de prensa. Esta práctica dará también más voz al presidente, lo que le permitirá quitar protagonismo a otros miembros de la junta y a los presidentes de bancos regionales.

El FOMC está funcionando a medio gas pues los demócratas del Senado han vetado sistemáticamente las nominaciones del presidente Donald Trump a la Junta de Gobernadores. Actualmente hay sólo tres miembros en una junta de siete plazas.

 

Siguientes artículos

peso-dolar-remesas
Migrantes enviaron en remesas 481,000 mdd en 2017
Por

Unos 200 millones de migrantes enviaron 481,000 mdd a países que dependen de las remesas, de los cuales 466,000 millones...