La república islámica espera que el organismo supervisor nuclear de Naciones Unidas confirme el viernes que ha restringido su programa atómico, lo que allanaría el camino para descongelar miles de millones de dólares en activos y poner fin a los vetos que han golpeado sus exportaciones de petróleo.

 


Reuters

Teherán tiene en la mira a India, el consumidor de crudo de más rápido crecimiento en Asia, y a sus antiguos socios de Europa, para cuando esté en condiciones de normalizar sus exportaciones de petróleo que llevarán cientos de miles de barriles más al ya sobreabastecido mercado.

PUBLICIDAD

La república islámica espera que el organismo supervisor nuclear de Naciones Unidas confirme el viernes que ha restringido su programa atómico, lo que allanaría el camino para descongelar miles de millones de dólares en activos y poner fin a los vetos que han golpeado sus exportaciones de petróleo.

Teherán planea elevar sus exportaciones en 500,000 barriles de petróleo por día (bpd) tras la remoción de las sanciones que enfrenta y aumentar gradualmente sus embarques en el mismo volumen, lo que exacerbaría la sobreoferta del combustible que ha causado un derrumbe del 70% del mercado desde el 2014, por debajo de 30 dólares por barril.

Irán cuenta con 22 tanqueros de gran escala (VLCC) situados frente a sus costas y aproximadamente 13 de ellos están totalmente cargados, de acuerdo a datos de rastreo de la plataforma Eikon de Thomson Reuters, lo que implica que puede transportar suficiente petróleo para cumplir con las necesidades de importación de India por casi una semana.

Una importante fuente dijo que Irán estaba sosteniendo negociaciones para suministrar buena parte de su crudo a India.

“La demanda de crudo de India está aumentando más rápido que en otros países de Asia. Al igual que nuestros rivales, vemos este país como uno de los principales objetivos de las ventas a Asia”, dijo el funcionario, que pidió no ser identificado.

Irán prevé elevar sus exportaciones a India en 200,000 bpd, sumándose a los 260,000 bpd que actualmente son enviados pese a las restricciones de las sanciones.

Asimismo, el funcionario iraní sostuvo que Teherán tiene planes de retomar sus acuerdos de suministro con sus socios europeos a fin de incrementar sus exportaciones.

Antes de las sanciones, Irán exportaba cerca de 800.000 bpd a Europa y sus principales compradoras eran las gigantes petroleras Royal Dutch Shell, la italiana ENI, la francesa Total, la griega Greek Hellenic Petroleum y la española Repsol, además de firmas turcas.

 

Precios de crudo caen

Este viernes, la Agencia Internacional de Energía Atómica podría confirmar si Teherán cumplió con un acuerdo para limitar su programa nuclear, dando pie a la liberación de las exportaciones de crudo Iraní.

Ante esta perspectiva, el WTI tocó un nuevo mínimo desde noviembre de 2003 de 29.28 dólares por barril, mostrando una caída cercana a 5.3%, mientras que el Brent bajó a un nivel de 29.30 dólares por barril, nivel no visto desde febrero de 2004.

Las divisas de países productores fueron las más afectadas, entre las cuales el dólar australiano muestra una pérdida de 1.47% y el real brasileño pierde 1.45%. Asimismo, el dólar neozelandés muestra una caída de 0.99% y el dólar canadiense se deprecia 0.86%, tocando un máximo de 1.4547 dólares canadienses por dólar, indicó Banco Base en un análisis.

 

Siguientes artículos

Este será el mejor edificio de oficinas del mundo, según Jobs
Por

Este es un vistazo a las oficinas centrales de negocios más esperadas de la historia. Diseñada por el reconocido despa­c...