JR Smith es uno de los jugadores que en los últimos meses más ha llamado la atención en la NBA, primero por aquel error en las finales de 2018, pero hace sólo unos días se convirtió en noticia por tatuarse en la pantorrilla derecha el logo de la marca Supreme, una marca de ropa que en los últimos años ha aumentado su popularidad.

Ante esta situación, la NBA decidió advertir al jugador que debe taparse dicho tatuaje cuando salte a la cancha porque atenta contra el reglamento de la liga. Dicho reglamento estable que los jugadores no pueden usar su cuerpo o cabello para mostrar insignias comerciales.

De no hacer caso a la advertencia el jugador de los Cleveland Cavaliers tendría que pagar una multa.

En respuesta: el basquetbolista declaró: “La gente me pregunta si me pagan por llevarlo, y yo les digo que no. Representa quién soy y por qué soy quien soy”.

PUBLICIDAD

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#Work #SupremeTeam

Una publicación compartida por JR Smith (@teamswish) el


No es la primera vez que este jugador exhibe de manera pública su gusto por esta marca. Lo hemos visto usar sudaderas o camisetas de la marca. Ya dentro de un partido de la liga uso el pasado 14 de diciembre una manga negra con las letras de Supreme en blanco para enfrentar a Los Angeles Lakers, en esa ocasión no fue multado.

Pese a que se negaba a hacer caso a las indicaciones de la liga, alegando que otros jugadores como Kyrie Irving con el tatuaje de “Friends”, el polaco Marcin Gortat y el símbolo de Jumpman, o Carmelo Anthony con el logo de Warner Bros (alegando que se refiere a West Baltimore su lugar de nacimiento), nunca han sido multados por la NBA.

Finalmente, JR Smith aceptó taparse el tatuaje.

“No voy a regalar dinero que podría ser para mis hijos”, dijo Smith a ESPN. “Buscaba hacer valer mis derechos, pero la asociación de jugadores me mandó apenas un mensaje de texto y, ¿saben? No voy a poner dinero en sus bolsillos. Para nada”.

No es la primera vez que sucede esto en la NBA. El primer caso fue en 2001 cuando uno de los jugadores más polémicos, Rasheed Wallace, se colocó en el hombro un tatuaje temporal de Nestlé para promocionar una barras energéticas; en 2013 Iman Shumpert,  quien fue compañero de Smith en los Cavs, plasmó el logo de Adidas en su cabello.

 

Siguientes artículos

¿Fuiste afectado por los cortes en Scotiabank? Puedes presentar tu queja
Por

La autoridad supervisora llamó los usuarios del banco de origen canadiense a acudir a cualquiera de sus delegaciones par...