Reuters.- Las acciones de Tesla Inc subían este viernes, mientras los analistas se preguntaban cuándo tendrá que pedir más capital su presidente ejecutivo, Elon Musk, a acreedores y accionistas para financiar el desarrollo de un camión eléctrico, un nuevo deportivo y la producción de un esperado sedán.

Musk desveló el jueves una llamativa estrategia para generar dinero durante el lanzamiento del camión Semi, sorprendiendo a la audiencia con el prototipo de una nueva generación del Tesla Roadster. Musk prometió que el Roadster será el auto disponible con una producción más rápida. Los mil primeros costarán 250,000 dólares cada uno, pagados al completo por adelantado, y los modelos posteriores empezarían en 200,000 dólares.

Esos depósitos ingresarían 250 millones de dólares (mdd) en las arcas de Tesla hoy por un vehículo que es probable que empiece a ser fabricado en 2020.

Lee: Tesla sorprende con Roadster, su nuevo auto deportivo

PUBLICIDAD

Musk no ofreció detalles sobre cómo generará Tesla fondos adicionales para fabricar el camión y el deportivo, y cómo logrará superar los problemas de producción que han complicado al sedán estrella de la firma, el Model 3.

Tesla gastó 1,100 mdd en su negocio automotriz en el tercer trimestre y espera gastos de 1,000 mdd en el actual. La firma tenía 3,500 mdd en efectivo y equivalentes al 30 de septiembre. Al ritmo actual de inversión, es probable que la cifra baje a los 1,000 mdd en efectivo a fines del primer trimestre de 2018.

“En esencia, lo que hizo el evento de la pasada noche es aumentar la lista de cosas en las que Elon Musk tiene que gastar dinero en un momento en que la compañía está teniendo problemas para fabricar su vehículo base (Model 3)”, dijo Jeffrey Osborne analista de Cowen.

Pese a las preocupaciones, las acciones de Tesla llegaron a subir un 2% en la mañana y avanzaban un 1.0% a las 1837 GMT.

Algunos analistas temen que los camiones sean una cara distracción para la compañía, que nunca ha presentado ganancias anuales y se enfrenta a “cuellos de botella” para iniciar la producción del Model 3, que costará 35,000 dólares.

Philippe Houchois, analista de Jefferies, estimó que Tesla necesitaría recaudar entre 2.500 millones y 3.000 millones de dólares para que la producción avance sin problemas.

Lee también: Tesla lleva su revolución eléctrica a los camiones de carga

 

Siguientes artículos

Ofertia quiere ser la unión del retail y el e-commerce en El Buen Fin
Por

Con 2.3 millones de visitas a su página, esta empresa quiere ser el enlace entre la tienda física y las ventas por inter...