A finales de 2016 el estudio de videojuegos californiano thatgamecompany publicó en Twitter una serie de tres ilustraciones que vagamente hacían referencia a su siguiente juego: una mostraba dos velas compartiendo fuego, otra la silueta de cuatro niños tomados de las manos en el aire, y la última un de un arco de piedra sobre un cielo azul lleno de nubes. Lo único que decían los tweets fue “un juego acerca del dar”.

Al año siguiente, durante el evento en el que Apple reveló su nueva línea de smartphones, Jenova Chen, el presidente y director creativo del estudio, subió al escenario para revelar cuál era ese misterioso juego en el que estaban trabajando. Su nombre era Sky, y mostraba niños volando a través del cielo, cruzando las nubes para explorar extrañas ruinas en compañía de otros personajes similares. En ese momento, Chen describió el título como una aventura social dirigida a los jugadores más casuales, y que llegaría a teléfonos móviles. Para los fans del estudio, nada podría sonar más alejado de sus expectativas.

Aunque Sky aún no ha sido finalizado ni lanzado al público, hay un programa beta del cual he sido parte, pudiendo probar una versión bastante avanzada del juego, que da una impresión muy clara de lo que podremos esperar a su salida oficial, para la cual aún no hay fecha.

Thatgamecompany apenas tiene tres juegos publicados, todos con exclusividad de consolas con PlayStation, y con una apabullante reacción positiva de la crítica. Su segundo juego, Flower (2009) fue agregado a la exposición permanente del The Smithsonian American Art Museum, siendo reconocido como “una valiosa pieza de arte y cultura”, y su tercer juego Journey (2012) se ha vuelto un estandarte del potencial y trascendencia que pueden alcanzar los videojuegos independientes, siendo reconocido como una de los mejores títulos exclusivos para el ecosistema de PlayStation; este juego es actualmente uno de los mejores recibidos por la crítica mundial, teniendo la sorprendente calificación de 92% en la plataforma Metacritic.

PUBLICIDAD

Las expectativas sobre este cuarto juego eran muy altas. Desde 2014 thatgamecompany anunció que lograron levantar un capital de siete millones de dólares de parte de un fondo privado para la equidad en China, que les permitiría financiar su siguiente juego, lo cual seguramente les libraría de la dependencia de volver a hacer una exclusiva de publicación con PlayStation, y apostar a un público más amplio que el de consolas dedicadas.

mercado deercado dec

Cuando jugamos Sky, lo primero que notamos es su simpleza estética y narrativa. El juego comienza mostrando un niño que despierta a la orilla del mar. Éste es nuestro personaje, que luce oscuro como una sombra y no tiene personalidad ni rasgos que nos ayuden a distinguirlo. Se nos cuenta una vaga historia de tintes místicos haciendo referencia a un grupo de niños de luz, que han sido despojados de esta cualidad vital, y que deben buscar recuperarla. Al horizonte comenzamos a ver que el paisaje revela montañas con ruinas y estructuras que se levantan hacia el cielo.

El objetivo del juego es conseguir luz y llevarla a donde se necesite. La luz es transportada a través de velas, con las que podemos encender altares. Estos altares sirven para compartir conocimiento del mundo que vamos descubriendo. Luego de unos minutos de juego, conseguimos la habilidad de volar y es cuando el Sky muestra su ambiciosa dimensión y escala: el juego nos invita a explorar los cielos, ya sea en busca de lugares donde falte la luz, o por el mero hecho de explorar.

Si bien los primeros dos juegos de thatgamecompany pueden ser descritos como abstractos, su tercer lanzamiento y más grande hit al momento, Journey, es mejor descrito como un juego esotérico: nos muestra un personaje sin nombre que debe atravesar un desierto para llegar a una montaña. Aunque el juego es muy explícito en la representación de los objetos y escenarios que lo integran, es absolutamente obtuso en cuanto a su significado o explicación, dejando la mejor y más interesante parte al criterio e imaginación de los jugadores. Sky comparte mucho del espíritu de Journey en cuanto al valor de las acciones que llevamos a cabo: por debajo de todos los valores estéticos de tener un grupo de personajes volando por el cielo, hay una clara intención de significado en lo que sucede, lo suficientemente vaga para que el jugador llene los huecos.

El estudio ha sido muy claro al decir que consideran a los videojuegos una forma de arte, y Chen específicamente dice creer que “los videojuegos tienen la capacidad para acercar a los individuos entre sí”, lo cual expresa como lo que intentan logran con Sky. El juego permite conectar hasta ocho jugadores simultáneos que pueden explorar juntos. Al momento de probar esta versión preliminar, los jugadores que aparecen parecen ser elegidos por el sistema, sin la posibilidad de conectarme con alguien en específico; la intención es que, en un futuro, los usuarios puedan conectarse con su familia y amigos, cada uno desde su propio dispositivo.

El concepto de dar está aplicado en la forma en que esparcimos y nos comparten la luz mediante velas. Aunque pareciera que esto sería una especie de experimento social, aún no hay forma de saber cuáles son las consecuencias de compartir el fuego, ya que hasta ahora sólo parece servir para progresar. El mundo que exploramos está hecho de islas flotantes y altas montañas entre nubes, así como cuevas y ruinas de una antigua civilización con altares abandonados donde podemos meditar. De acuerdo con sus desarrolladores, Sky no tiene un diseño y tamaño fijo, sino que éste se irá expandiendo con el tiempo, posiblemente mediante actualizaciones.

Chen asegura que Sky está diseñado para controlarse usando un solo dedo. En la versión para smartphone de la beta, todo el movimiento se hace usando dos manos sobre los controles táctiles de la pantalla. Las intrincadas animaciones de los personajes hacen sentir bastante natural sus movimientos, sin embargo, el movimiento se siente bastante limitado. Aunque éste es uno de los esquemas de movimiento táctil más refinados que hay para un juego tridimensional en un smartphone, no se acerca aún a la precisión de controlar al personaje usando hardware como un control físico. Los gestos táctiles para volar, por el otro lado, se sienten mucho más simples -ayudados por los movimientos casi magnéticos del personaje- y fáciles de dominar, lo cual es bueno si consideramos que pasaremos la mayor parte del tiempo volando.

Aún no hay una fecha de salida, ni un precio establecido o esquema de monetización. Debido a que thatgamecompany está apostando por actualizaciones constantes, es poco probable que tenga un precio único por la experiencia completa de juego. Probablemente haya una versión gratuita, con la posibilidad de comprar acceso al contenido extra.

Después de años de una relación tan fructífera y cercana de thatgamecompany con PlayStation, me sigue pareciendo ajeno el ver este juego como una exclusiva (aunque sea temporal) para iOS o tvOS. Aunque está confirmado que saldrá para otras plataformas, no se sabe aún cuáles: seguramente serán Xbox One, PlayStation 4 y Nintendo Switch, donde me parece la opción más lógica por el esquema de control y portabilidad. Otra limitante de esta versión beta son los gráficos. Aunque el estilo minimalista se ve decente en un smartphone, no se compara con la capacidad de las consolas dedicadas, donde un juego tan bello y estético puede sacar mucho mayor provecho.

Lo único que puedo esperar es que se anuncie pronto su fecha oficial, así como salida para hardware dedicado a videojuegos, ya que lo que Sky ha demostrado hasta ahora tiene mucho potencial, y es una opción bastante peculiar, que inesperadamente busca llevar juegos artísticos, y que en otro momento fueron de nicho, hacia la masa crítica de los dispositivos móviles.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El mundo del futuro será “mobile only”
Por

La movilidad está transformando al mundo y esto se refleja en el creciente número de personas que usan un smartphone y e...