Desembolsar 19,000 millones de dólares bien puede ser una jugada genial por parte de Facebook, o una señal de que la red social está a punto del colapso…

 

Por Jeff Bercovici

 

PUBLICIDAD

Los grandes tratos tienden a provocar grandes reacciones, y difícilmente se ven tratos más grandes que el de Facebook comprando WhatsApp por 19,000 millones de dólares.

¿Fue una jugada genial por parte de Facebook, o una señal de que está a punto del colapso? ¿Facebook se hizo de una ganga o dejó que los fundadores de WhatsApp lo estafaran?

Sí, sí, sí y sí.

Todo lo anterior quiere decir que hay opiniones hasta para repartir. Algunas personas simplemente no pueden sacar de sus mentes el hecho de que Facebook cree que una aplicación con ingresos mínimos vale más que American Airlines, UnderArmour o Xerox.

El analista de Moody’s,  Rob Enderle, dice que Facebook “hizo un pago sumamente excesivo” y lo califica de “un movimiento desesperado” motivado por el pánico producido por la desaceleración en el crecimiento de usuarios en Estados Unidos.

Jon Swartz llama a todo el asunto “francamente tonto”. En Yahoo Finanzas, Aaron Pressman argumenta que el acuerdo no tiene sentido, ya que “no resuelve los problemas reales de Facebook, que implican la construcción de una audiencia más grande para atraer a más anunciantes, aprender de las necesidades y deseos de su audiencia para atraer a más anunciantes y mantener el engagement entre su audiencia para –adivinaron– atraer más anunciantes”.

Sin embargo, en Seeking Alpha las opiniones son más hiperbólicas. Lenny Grover llamó a WhatsApp “el GeoCities de la burbuja 2.0” y Stock Traders Daily afirma que es “una de las peores ofertas que he visto nunca”.

Pero la mayoría de opinólogos sobrios parece pensar que Facebook está en lo correcto. Rich Greenfield, de BTIG, dice la adquisición “parece ser una decisión lógica que dará frutos a largo plazo, incluso si el retorno de inversión no está claro en la actualidad”. Brian Pitz y Brian Fitzgerald, de Jefferies Equity Research, compararon el trato con la compra de YouTube por parte de Google: “Mientras que YouTube era potencialmente disruptivo para el ecosistema global de video, WhatsApp podría hacer lo mismo a la industria global de mensajería pagada”.

Eric Limer, de Gizmodo, piensa que es un golazo por parte de Facebook: “Está a punto de poseer la mejor forma de charlar a través de un teléfono inteligente y atraer de vuelta a los jóvenes en una sola jugada.” Nuestro propio Eric Jackson piensa que el único error de juicio fue de Koum y Acton, que debieron haber mantenido la empresa durante algunos años más ¿Por qué? Porque 19,000 millones son algo bueno pero 200,000 son algo espectacular”.

Pero mi posición favorita de todos proviene de Henry Blodget:

Facebook compra WhatsApp por 19,000 millones de dólares no es un movimiento derivado de una muerte cerebral.

Es sólo audaz.

Muy audaz.

Al igual que otros movimientos audaces, el acuerdo de WhatsApp y Facebook podría terminar siendo brillante.

O idiota.

Eso es lo que hace que sea audaz.

¿Y qué piensa el mercado después del shock inicial? Parece medianamente entusiasta: las acciones de Facebook subieron 2.31% ayer.

 

Siguientes artículos

Slim fortalece su control sobre América Móvil
Por

Las acciones de América Móvil han estado bajo presión desde que el año pasado el Gobierno mexicano presentó una reforma...