La cadena española NH Hoteles prepara la estrategia de crecimiento más agresiva en su historia en México: para 2050 quiere tener 30 establecimientos en el país.  ¿Cómo lo logrará? 

 

La etapa de crecimiento para la cadena española NH Hoteles apenas comienza. América Latina es un territorio fértil para incrementar sus establecimientos y ganancias globales. México es el mercado más atractivo para la firma hotelera, territorio donde la empresa duplicará su presencia los próximos cinco años.

“La visión para América Latina hacia 2020 es contar en la región con más de 100 hoteles, y México, en este plan, es estratégico”, asegura en entrevista Gilles González Jean, director general de NH para América Latina.

PUBLICIDAD

La cadena de hoteles tiene previsto en el país alcanzar más de 30 hoteles durante 2018, para superar los 13 con que cuenta en la actualidad, y en 2050 espera sumar más de 50 en la República Mexicana.

Para el directivo, la meta de la operación nacional es clara: un tercio del portafolio del grupo se encontrará en México en el mediano plazo.

Una economía abierta, la cercanía con Estados Unidos y Centroamérica, así como 120 millones de habitantes en el país entusiasman a NH Hoteles. Sin embargo, la falta de infraestructura ensombrece los planes de crecimiento del corporativo español en México.

 

El inicio de la ruta

El 2 de febrero inició la ruta de crecimiento para NH Hoteles en Latinoamérica. Ese día, la empresa adquirió una participación de 80.7% de Hoteles Royal, lo cual les permitió incorporar 20 hoteles, con 2,257 habitaciones: 15 propiedades en Colombia, 4 en Chile y uno en Ecuador.

“Con esta operación, NH refuerza su cartera en la región en atractivas localizaciones y se convierte en líder en la ciudad de Bogotá y uno de los principales en Santiago de Chile, ambos destinos donde la compañía operaba ya y que eran objetivo de crecimiento para el Grupo NH”, dijo la empresa en un comunicado.

Gilles González sabía que ese día se abría una puerta que él siempre quiso explorar: la conquista hotelera de América Latina.

“Esto nos permite tener una masa crítica y representa una señal de que NH vuelve a ser agresivo en el tema de desarrollo, y permite tener una presencia en muchos mercados”, dice sonriente el directivo francés que ha vivido 14 años en América Latina.

En 1999, el actual directivo de NH desembarcó en América Latina, y en 2000 se casó con su esposa en Cartagena de Indias, Colombia. Su paso como vicepresidente de Desarrollo de la cadena de hoteles Accor en América Latina lo llevó a conocer Perú, Argentina y Brasil.

Después de haber regresado a vivir a Francia por dos años, el directivo hotelero conoció al CEO de Hoteles NH, Federico González, y decidió emprender una nueva aventura laboral.

Hace seis meses, Gilles se integró a las franquicias de NH. “Este desafío ha sido muy alentador desde el principio y ahora estoy feliz por el crecimiento de NH”, dice.

NH Hotel Group ocupa el tercer lugar del ranking europeo de hoteles de negocios. La compañía opera cerca de 400 hoteles con casi 60,000 habitaciones en 29 países en Europa, América y África

En los últimos tres años, NH se reorganizó y bajó sus niveles de deuda con  la integración de un nuevo accionista chino, representado por HNA, que posee casi 20% de las acciones del grupo español. El panorama parece ideal a fin de buscar nuevos territorios para crecer.

El plan 2014-2018 de HN Hoteles contempla generar mejoras en los ingresos, reducir los gastos de la cadena y el mayor crecimiento en Latinoamérica.

“América Latina nos ofrece muchas oportunidades, y si hablamos de México existen muchas cualidades del país para que crezca la operación”, dice Gilles González.

NH Hotel Group fue la segunda cadena hotelera de España que destacó por su presencia internacional durante 2014, de acuerdo con el último ranking publicado por Hosteltur.

Foto: Hosteltur.

 

A la conquista de México

Actualmente, la cadena de hoteles NH tiene presencia en el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey, Puebla y Querétaro.

El objetivo es llegar a nuevos destinos como Mérida, León, Tijuana, Villahermosa, San Luis Potosí, Cancún y Celaya. Incrementar su presencia en los lugares en donde ya ha aterrizado NH y llegar a nuevos destinos en donde se desarrolla el turismo de negocio es la estrategia que avanza.

“Hay apetito y liquidez para desarrollar hoteles”, explica Gilles.

Los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras) y las sociedades con inversionistas son las herramientas que pueden catapultar el crecimiento acelerado de la cadena de hoteles.

Los primeros pasos ya fueron dados por parte de la compañía española: “Hemos tenido conversaciones con todas la Fibras en México.”

El plan posible es que, a través de las Fibras, compren y desarrollen nuevos hoteles en su portafolio de propiedades, dice González Jean.

Uno de los objetivos es crecer los ingresos con los conceptos que se encuentran en desarrollo, como es NH Collection, NH Core, Nhow y Hesperia, así como una nueva experiencia.

Por el momento, la empresa no busca oportunidades directas en la vía de las adquisiciones, pero no descarta el análisis de nuevas propuestas del mercado mexicano. “Si mañana surge una oportunidad, como grupo lo analizaremos, así como sucedió en Colombia”, dice.

Lo que no pierde de vista el directivo es que 70% de los inmuebles hoteleros del país se encuentra en manos de empresarios independientes y no de grandes cadenas. Gilles González sabe que en un mundo globalizado la forma de competir es cada vez más compleja por la demanda del turista internacional. La oferta de las cadenas internacionales puede ser el peso que incline la balanza en el juego.

“NH le asegura a sus clientes que podrá encontrar los mismos hoteles en cualquier parte del mundo, con las mismas innovaciones y servicio, lo que resulta más complicado para los hoteleros independientes”, dice el empresario.

En Estados Unidos, 90% de los hoteles pertenecen a un grupo empresarial, una diferencia sustancial frente a la actualidad de México.

El único temor en la mente del empresario francés se encuentra en que el desarrollo de infraestructura siga, ya que parece insuficiente frente a las necesidades del turismo. Tan sólo el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) cuenta con un volumen de más de 29 millones de pasajeros al año y cerca de 400,000 vuelos, pero su capacidad es insuficiente hasta hoy.

El nuevo aeropuerto de la Ciudad de México será una de las soluciones antes de concluir las dos primeras décadas del siglo XXI, pero aún hay proyectos que aguardan en la República Mexicana para facilitar la llegada de turistas nacionales y extranjeros. Hace casi tres meses, el proyecto para construir el tren México-Querétaro fue suspendido por la administración federal.

Foto: NH.

 

La bandera de NH

La cadena hotelera ya ha colocado la bandera de su apuesta en México. En el plan 2013-2018 considera una inversión de 220 millones de dólares (mdd) en activos productivos (Capex), que se destinarán a la renovación de hoteles, monto que no toma en cuenta nuevas aperturas.

Para dar una idea de la inversión en el país, NH invierte 10 mdd tan sólo en la renovación de su hotel en la Ciudad de México.

La historia de NH Hoteles es joven. Su nacimiento se remonta a 1978, cuando abrió las puertas su primer establecimiento en la ciudad de Pamplona, para continuar con una trayectoria que trascendió las fronteras, hasta llegar a más de 28 países.

Gilles sabe que apenas inicia la aventura que capitanea desde México. La historia de negocio está a punto de escribirse, pero en su memoria acude a las experiencias del pasado para fijar la meta y la forma para lograrlo.

El directivo recuerda que hace poco un huésped olvidó la novela que había escrito en una sucursal de NH Hoteles, en Argentina. La mucama encontró el libro y contactaron a la persona vía correo electrónico. El autor de esas páginas se sorprendió después de aquel contacto en internet, ya que recibió todos sus escritos escaneados hasta la última hoja.

Aquella persona recibió entusiasmada el gesto que había salvado su aventura literaria, y Gilles está seguro que esa historia puede replicarse en otros huéspedes. Ése es parte del secreto. “El éxito de la hotelería está en estos detalles y superar la expectativa de los clientes para convertir su estancia en una experiencia inolvidable.”

 

Siguientes artículos

Chivas: ¿buen negocio para Jorge Vergara?
Por

Todo indica que la franquicia más cara de México se salvará del descenso, pero Jorge Vergara no puede confiarse: la mala...