En la Wikipedia se leen cada mes 20,000 millones de artículos en 288 idiomas y la visitan 500 millones de personas al mes. Lila Tretikov tiene la misión de hacerla crecer. Conócela.

 

Lila Tretikov nació en la entonces Unión Soviética en 1978. Hija de un matemático y una cineasta, Lila (se pronuncia Lái·la) se mudó a los 16 a Estados Unidos para estudiar informática y arte en Berkeley porque, dice, nunca quiso una vida fácil. Hoy, su sueño se ha cumplido, pues tiene entre manos uno de los retos más grandes que puede enfrentar cualquier ser humano: mantener con vida el repositorio de conocimiento más grande que haya visto el planeta Tierra: Wikipedia.

PUBLICIDAD

Desde noviembre de 2014, Lila es directora ejecutiva de la Fundación Wikimedia (WMF, en inglés), la ONG que hace posible el funcionamiento de la Wikipedia, un ambicioso proyecto cuya misión es “compartir el conocimiento con todo el mundo, y hacerlo de forma activa”, detalla la directiva, en entrevista con Forbes México, en la víspera del inicio de Wikimanía 2015, el congreso mundial de la fundación.

Para poner en contexto el nivel de responsabilidad que recae sobre Tretikov basta decir que la Wikipedia es la quinta página más visitada del mundo (sin contar las lecturas que generan agregadores como Google o Siri), con más de 500 millones de visitantes únicos al mes, más de 20,000 millones de artículos leídos mensualmente, y está disponible en 288 idiomas.

 

Grandes problemas, grandes desafíos

Si algo nos ha enseñado la historia es que mientras más grande es el proyecto más grandes son los desafíos, y los de la Wiki son enormes, pero Tretikov dice que tres son los más agudos:

  1. Acceso. Apenas una tercera parte de la población mundial tiene algún tipo de acceso a internet.
  2. Participación. La gente no sabe o cree no ser capaz de compartir contenido en la Wikipedia. El reto, dice Tretikov, es capacitar a la próxima generación para participar en el conocimiento de forma más profunda.
  3. Políticas públicas. Hay un acceso limitado al conocimiento y algunos gobiernos no contrarrestan esa tendencia. La principal barrera suele ser el precio. “El conocimiento está guardado detrás de un precio, no es gratuito, no es libre.”

De los tres desafíos, sólo uno es susceptible de ser revertido por la WMF, pero es también el problema más agudo, sobre todo a la luz del reporte del New York Times que indica un declive sostenido de siete años en el nivel de participación de los editores. Sí, todos la amamos, pero esta biblioteca virtual se está quedando sin su principal recurso: el humano.

Aunque prácticamente todo estudiante de secundaria ha echado mano de sus artículos para hacer su tarea y muchas polémicas de sobremesa han sido resueltas con una búsqueda entre sus artículos a través de un smartphone, el número de ediciones va la baja, lo que significa básicamente dos cosas: un desaceleramiento en el crecimiento del número de artículos nuevos y menos rigor en los ya publicados.

Ese declive obedece, principalmente, a la proliferación de dispositivos móviles, en los cuales resulta complicado editar artículos, y al rigor exigido por la plataforma para la creación de una entrada.

“Aunque editar un artículo implica trabajo, aprendes mucho y al final es gratificante. Estamos trabajando en distintos tipos de edición para hacer más simple la conversión de lectores en editores, comenzando con detalles pequeños, o la adición de una foto, cosas así. Es importante para nosotros atraer a aquellos usuarios que aún no saben cómo escribir un artículo completo dada la complejidad del proceso, pero que aun sí pueden hacer una aportación valiosa. Hay citas, imágenes, datos o multimedia”, dice Tretikov.

 

El problema tiene la solución

Podría pensarse que el problema es generacional, ya que cada vez más personas jóvenes usan el smartphone como su dispositivo principal. No obstante, la directora ejecutiva de Wikimedia asegura que esta generación sí sabe cómo colaborar, “pero lo hace de manera diferente, lo hace en audio y video a través de sus dispositivos móviles, por ejemplo”. Por eso, pone énfasis en la oportunidad que representa esta práctica: “Tenemos que darle un espacio a eso, atrapar esa ola y cambiar el comportamiento de los usuarios e invitarlos a contribuir con algo valioso, contribuir con una fotografía o algún contenido acerca de su cultura, del arte de su ciudad.”

México es el principal consumidor de contenido en español, con miles de millones de lecturas al mes. En el lado de la creación, generan unas 500,000 ediciones al mes.

Tretikov, quien al momento de su nombramiento tenía nula experiencia en la edición de artículos (tema que levantó ámpula entre otros editores voluntarios veteranos), cree que la solución está en el problema mismo. Desde su llegada a la dirección de la fundación ha puesto énfasis en la importancia de los dispositivos móviles, lanzando apps para smartphones iOS y Android, y “cada vez más personas están usando los dispositivos móviles para crear artículos completos. No podemos cantar victoria, pero sí vemos una mejora”, afirma.

Otros temas menos apremiantes, pero que preocupan a Lila, son el mantenimiento de la diversidad cultural y los controles para evitar el sesgo en las publicaciones.

Al respecto, la rusa, quien ocupó el sitio #99 en la lista Forbes de mujeres poderosas en 2014, dice que dada la naturaleza anglocentrista de internet y debido a que buena parte del contenido generado en la red proviene de Estados Unidos y Europa, “para nosotros es muy importante mantener las perspectivas distintas, tener un punto de vista diverso. Wikipedia está construida sobre la diversidad cultural, pero hay un peligro de compartir sólo aspectos básicos de un tema: eso es información, no conocimiento. La Wiki no sólo se trata de hechos, sino de historia, contexto y riqueza de detalles.

“Si miras el mismo artículo en distintos idiomas, verás el tono cultural en cada uno. No es un sesgo, es una diferencia cultural. Por ejemplo, un artículo sobre un fármaco en español, inglés y francés: en las primeras dos, el foco estaría en su composición química, mientras que en francés el énfasis estaría en sus efectos en la vida cotidiana. Eso es algo fascinante.”

Sobre el sesgo, Lila afirma que los usuarios de la Wiki son muy vigilantes de las desviaciones, tanto desde la perspectiva del software como de la humana. “Usualmente, mientras más controvertido es un tema, menos sesgos tiene, ya que los editores evitan dejar en el artículo más que los hechos, no hay color ni puntos de vista en esos temas.”

 

La Wikipedia del futuro

Tretikov no duda un instante cuando se le cuestiona en dónde ve a la Wikipedia en el futuro. Afirma que ésta representa la oportunidad más grande que tiene la raza humana de hacer el conocimiento disponible para todos, combinar todo tipo de conocimientos y obtener un gran aprendizaje de ese conocimiento “a través del big data, la inteligencia artificial y la inteligencia humana”.

“La pregunta es cómo creamos ese conocimiento público, esa biblioteca pública en el mundo real. La Wikipedia ya es algo así, pero puede ser mucho más. Imagina todos los datos del mundo, públicos y privados –aunque anónimos–, para hacer investigación, crear nuevo conocimiento, desarrollar productos, cosas que ya ocurren en la Wiki, pero apenas son esbozos de lo que podrían ser”, añade.

La ejecutiva, que llegó a la dirección en medio de críticas de otros wikimedians, quiere que su contribución personal sea ayudar a la Wikipedia a “dar el siguiente salto y llenar los huecos existentes en el conocimiento”, que sea el motor del conocimiento abierto y libre del mundo. “Creo que es el único sitio en el que puede ocurrir, el único sitio en el que puede ser completamente gratuito y estar completamente disponible para todos.”

Mientras este futuro cercano llega, Lila asegura que trabaja en el lugar ideal, donde puede potenciar sus conocimientos y habilidades: “Mi formación familiar me preparó muy bien para este trabajo. Toda mi vida he buscado conectar ambos hemisferios del cerebro y hacer algo significativo con ellos. Wikipedia es algo así: es una mezcla de ciencia y tecnología con creatividad, cultura y arte.”

 

Siguientes artículos

Alemania evalúa ampliar plazo para que Grecia pague su deuda
Por

El reporte del Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que los países europeos tendrían que darle 30 años de gracia a...