La creación de videojuegos es una de las tareas más complejas y difíciles de estos tiempos. A diferencia de otros medios, los videojuegos pueden tener distintos planos que funcionen de forma totalmente independiente: gameplay, narrativa, apartado gráfico, economía, etc. Es difícil encontrar juegos que cumpla todas o varias de éstas categorías tan bien como lo hace Horizon Zero Dawn (Guerilla Games, 2017), la nueva propiedad intelectual que PlayStation lanzó para el PS4.

En una plática con John Gonzalez, Narrative Director de Guerrilla Games, y principal responsable de la historia de Horizon Zero Dawn, tuve la oportunidad de preguntarle un poco sobre el proceso de creación detrás del juego. Como comentaba en mis impresiones del juego, éste nos pone en un amplio mundo abierto libre para explorar sus desiertos, bosques y montañas nevadas, en el cual tomamos el papel de Aloy, una joven cazadora que fue echada de su tribu desde su nacimiento. Todo esto sucede en un futuro “post-post apocalíptico”, donde la humanidad tiene cientos de años haber colapsado y vuelto a la organización tribal, sorteando la amenaza de misteriosas bestias mecánicas que rondan la tierra.

Al ser un juego de mundo abierto, Horizon Zero Dawn se enfrentó a varias de las dificultades típicas del diseño, que constantemente orillan a los productos acabados a convertirse en tediosas listas de tareas que extienden las horas de juego de forma repetitiva y poco original. Sin embargo, desde que uno comienza este título, es evidente su enfoque narrativo.

“Muchas veces un juego es diseñado por completo, y después de todo eso se trae a un equipo de escritores para que le hagan una historia”, comenta Gonzalez para explicar que éste no fue el proceso con el nuevo juego de Guerrilla Games. En lugar de esto, se unió al equipo cuando aún se encontraban en proceso de preproducción, y aún no existía el juego como tal. Gonzalez fue reclutado por debido a su trabajo en la narrativa de juegos como Fallout: New Vegas (Bethesda Softworks, 2010) y The Witcher 3: Wild Hunt (CD Projekt RED, 2015), que es uno de los más aclamados RPG de mundo abierto de los últimos tiempos.

Durante más de seis meses Gonzalez y su equipo estuvieron trabajando exclusivamente en la historia del juego. Ellos habían recibido una premisa algo vaga, sobre la cual buscaban diferentes historias que explicaban cómo la humanidad llegó al estado en que se encuentran en el juego. Luego de medio año, terminaron con cuatro borradores de cien páginas únicamente con la historia del juego, describiendo detalladamente cada aspecto desde la caída de la humanidad hasta el tiempo que se lleva a cabo el juego. Todo este proceso de creación de historia se llevó a cabo antes de escribir una sola línea de dialogo para el juego.

Al ser un juego con fuerte enfoque narrativo, se requería de un protagonista memorable. Después de elegir una historia que pudiera explicar congruentemente estado del mundo, el siguiente paso fue el desarrollo de Aloy, que el equipo de Guerrilla Games concebía como alguien “emocionalmente consistente”, lo cual permitiría a los jugadores entender sus motivaciones dentro del juego y finalmente identificarse con ella. Al tener libertad de acción dentro de un juego de mundo abierto, puede ser muy complicado el desarrollar solidez en las acciones de los personajes, lo que puede debilitar la estructura narrativa. En el caso de Horizon Zero Dawn los resultados dan cuenta de que es un juego en el cual la historia tiene un lugar bastante especial.

La manera en que se entrelaza la historia de Aloy con los quests o tareas principales es bastante astuto y evidente al jugarlo. En palabras de Gonzalez, “Horizon Zero Dawn fue concebido como una historia, y no como una serie de quests”, que es la salida típica para alargar un RPG o juego de mundo abierto por muchas horas. Además de esto, el esfuerzo narrativo se tuvo que apoyar en estudios antropológicos y predicciones de cómo podría terminar la humanidad en los años por venir.

Todos estos elementos se han unido en un juego cuyo género no se conoce por destacar en cuanto a su historia. Al final del día Horizon Zero Dawn es un juego refrescante, que plantea una manera diferente de hacer videojuegos, y de contar historias, una muestra más de que los juegos de mundo abierto, no sólo por serlo, están condenados a sufrir alguno de los males secundarios de los típicos juegos de mundo abierto.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La realidad y el mito: João Pedro Rodrigues sobre ‘El ornitólogo’
Por

La realidad choca con la fábula en el trabajo más reciente de João Pedro Rodrigues, el cineasta portugués charló con nos...