La innovación social está lejos de ser una utopía. Y Ashoka busca detonar un movimiento de negocios con propósito en Latinoamérica.

 

 

Por Lourdes Zamanillo

PUBLICIDAD

 

El jueves 14 de agosto, más de 300 líderes empresariales y miembros de organizaciones sin fines de lucro se reunieron en las instalaciones del IPADE Business School sede México, en el segundo Encuentro de Líderes Agentes de Cambio (ELAC14), un espacio en que se discutieron nuevos modelos de negocios.

El día comenzó con algunos casos de éxito; cada uno de un sector distinto: Bonafont, un sólido corporativo, ha integrado a pepenadores a su cadena de producción; Biodent, una organización sin fines de lucro, ha asegurado la salud dental de poblaciones indígenas desatendidas. La innovación social está lejos de ser una utopía. Cada día, la realidad se transforma gracias a ella.

A las 10 a.m., el jardín del IPADE se inundó con los asistentes. ¿Por qué preocuparse por el ámbito social en un negocio? Gustavo Pérez, director de responsabilidad social de Toks, lo entendió hasta conocer a un niño con la piel carcomida por quemaduras; un niño con un delicado cuerpo que tras 11 cirugías, no lograba recuperarse. A veces olvidamos que en el mundo de los negocios trabajamos con seres humanos. ELAC recordó a todos por quiénes y para quiénes vale la pena hacer un esfuerzo extra.

“En Ashoka estamos convencidos de que todos podemos ser agentes de cambio. ELAC es un espacio para que cada quien encuentre su rol dentro de este ecosistema”, dijo Maria Luisa Luque, directora de Ciudadanía Económica para Todos y organizadora del evento. “Queremos construir una comunidad de personas activas. Queremos proveer las habilidades, herramientas y el conocimiento que necesiten para actuar.”

A través de 14 talleres, Ashoka buscó transmitir a los asistentes habilidades como la empatía, el trabajo en equipo y la visión sistémica. Así, junto con Cemex, Fundemex, Danone, Gentera, Fundación Banorte, CiiE, CAF, C&A, Fundación Banorte, Cooperación Suiza y Promotora Social México, la organización diseñó una manera de activar a los asistentes al ELAC.

Los talleres fueron impartidos por personajes como María Pol Longo, directora adjunta de FSG, y María Emilia Correa, cofundadora de Sistema B. Pol Longo habló sobre la importancia competitiva de crear valor compartido e impacto colectivo en una empresa –al identificar una necesidad desatendida, las empresas sociales aprovechan oportunidades que las empresas tradicionales ignoran–. Correa, por su parte, habló sobre la certificación “Empresa B” y cómo ésta aglutina a un nuevo sector de la economía orientada por un propósito de bien común.

“El evento me encantó. Estamos trabajando en temas nuevos y Ashoka nos ayuda a construir una visión unificada al fungir como articuladora de visiones. Hay que sensibilizar a todos los sectores para que los negocios con propósito sean una realidad, y eso sólo pasará con eventos como éste. Hice muy buenos vínculos en ELAC”, expresó Carolina Nieto, asistente del evento y fundadora de Saber para la Vida.

A través de este encuentro colaborativo, las personas interesadas en los negocios con propósito social pudieron aprender de otros proyectos, y así mejorar su trabajo, acelerar su impacto, reducir la posibilidad del error y aumentar la del éxito.

“Para nosotros, ELAC es todo lo que hemos trabajado y todo lo que viene a continuación: es la construcción de una conversación que nos permite avanzar más rápido”, dijo María Luisa Luque.

En México, la innovación social tomará mucha fuerza. El Global Social Business Summit, un evento liderado por Muhammad Yunus, fundador de Grameen Bank, se llevará a cabo en noviembre en nuestro país. Este evento es un foro líder a nivel mundial, que busca hacer conciencia sobre los negocios sociales y estimular discusiones y colaboraciones empresariales en la materia. Un mes después, la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado abordará temas de innovación social y negocios con propósito. Finalmente, en junio del próximo año, el Foro Base del Fondo Interamericano de Desarrollo también ocurrirá en México.

Ésta es una gran oportunidad que ninguna empresa ni organización debe dejar pasar. ¿Quieres sumarte al reto? Consulta ELAC 2014 o búscanos en redes sociales como @LiderAdeC y @ashoka_mx. También puedes escribirnos a [email protected].

 

Lourdes Zamanillo es coordinadora de Comunicación en Ashoka México y Centroamérica.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: AshokaMX

Twitter: @ashoka_mx

Página web: Ashoka México y Centroamérica

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Vale la pena seguir hablando de pobreza en México?
Por

El primer tropiezo para tratar el problema de la pobreza es que se está debatiendo desde opiniones basadas en intuicione...